domingo, 4 de abril de 2010

Fumar perjudica muy seriamente la salud del Estado y las empresas

A las puertas de la ampliación de la Ley Antitabaco, los sectores implicados están que echan humo. Algunos, como la Federación Española de Hostelería (FERH), ya han mostrado su postura en contra de la medida, con el argumento de que la prohibición de fumar provocará el cierre de 70.000 establecimientos hosteleros y la pérdida de más de 200.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, otras voces aseguran que el veto no tendrá ese impacto negativo, sino todo lo contrario. Lo que sí parece claro es que las arcas estatales mejorarán su salud con la medida.

Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), la Agencia Tributaria ingresó por la venta de tabaco 9.266 millones de euros en 2008. Ese mismo año, el Estado pagó para cubrir los gastos sanitarios directos de cinco enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco (EPOC, asma, cáncer de pulmón, enfermedad cerebrovascular y enfermedad coronaria) 6.870 millones de euros. Pero el total de los gastos atribuibles al tabaquismo fue de 14.710 millones.

No sólo fumar le cuesta dinero al Estado. La Sepac destaca que ese mismo año, el coste de las empresas españolas como consecuencia del tabaquismo fue de 7.840 millones de euros. El 76% se atribuyó a la pérdida de productividad por el consumo de tabaco en el lugar de trabajo, el 20% a costes adicionales de limpieza y conservación de instalaciones y el resto al absentismo laboral por enfermedades relacionadas con el tabaco.

“Asimismo, expertos en economía que han realizado estudios sobre el impacto de la prohibición de fumar en locales de restauración y ocio, constatan que no hay ninguna razón económica para una ampliación de una Ley Antitabaco que prohíba fumar en todos los lugares públicos cerrados de España”, destaca el Dr. Carlos Jiménez, coordinador del Área de Tabaquismo de Separ.

Tal y como consta en el documento Impacto Económico de la Regulación del Consumo de Tabaco en el Sector de la Hostelería, realizado por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, casi todos los estudios sobre el impacto económico de las leyes de ambientes libres de humo aseguran que no hay un impacto negativo alguno o, que si se produce algún cambio, este es positivo en restaurantes y bares. Unos resultados que se miden en términos de ventas y número de empleos del sector.

Más puestos de trabajo
Otros informes van en la misma línea. Un estudio de Jaime Pinilla, profesor de Economía de la Universidad de Las Palmas, asegura que la creación media de puestos de trabajo del sector hostelero hasta 2008 fue de 34.000. Además, el informe constata que durante el primer año de vigor de la actual ley, el sector hostelero en España facturó 2.200 millones de euros más que el año anterior.

Un crecimiento que se reflejó sobre todo en los establecimientos de comida rápida –que en un 80% son locales libres de humos– que registraron un crecimiento del 3% anual; o en comunidades como Cataluña –donde hay un mayor número de locales libres de humo- que han mantenido un crecimiento medio en su facturación de un 3%–.

La ampliación de la Ley también supondría un beneficio para la hostelería gracias a la disminución de bajas laborales de sus trabajadores, concluyen desde Sepac. El sector puede respirar tranquilo.

Precedentes
Irlanda
El sector hostelero sembró la alarma antes de la aprobación de una Ley Antitabaco que prohibía fumar en lugares cerrados y anticipó pérdidas del 25%.

Un estudio realizado en Dublín, tras la entrada en vigor de la prohibición de fumar en locales cerrados, demostró que la contratación de personal del sector aumentó un 11%.

Inglaterra
Una encuesta mostró que un 20% de los no fumadores comenzaron a frecuentar más asiduamente los clubes nocturnos tras la entrada en vigor de la prohibición de fumar.

Italia
La federación italiana de hostelería emitió un informe que reconocía que bares, cafeterías y restaurantes no tuvieron perjuicios económicos tras la entrada en vigor de la ley y se observó que el público aumentaba en un 9,6%.

Francia
Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos demostraron que las ganancias en bares y cafeterías aumentaron un 1,2% y en restaurantes un 18%.

Noruega
Diversos estudios demostraron que tampoco en este país descendieron las cifras de asiduidad a bares y restaurantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada