lunes, 5 de abril de 2010

BCN estrena un plan antibotellón en las calles y plazas de Gràcia

1. • Los agentes municipales también han empezado las patrullas en las playas
2. • La Guardia Urbana crea un dispositivo nocturno para garantizar el civismo

Para que el verano no se les eche encima con los deberes sin hacer, con los consabidos problemas de convivencia que el mayor uso de las calles y plazas conlleva para los vecinos, sobre todo por la noches, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y la concejala de Prevención y Seguridad, Assumpta Escarp, presentaron ayer el operativo especial para Semana Santa, cuyo principal novedad está en la creación de un grupo especial que vele por el cumplimiento nocturno de la ordenanza cívica en las plazas de Gràcia. O, lo que es lo mismo, para controlar el botellón.

«Si queremos llegar bien al verano, debemos dejar claras las reglas del juego ya en primavera. La gran operación verano nos la empezamos a jugar ahora», apuntó Hereu, quien dijo afrontar la mejora de las temperaturas «reforazando las políticas de control del espacio público». Un espacio que, por otro lado, aseguró que «le encanta» que se utilice, «aunque siempre con civismo».

Con ese objetivo, además del refuerzo nocturno habitual durante los periodos vacaciones en la zona del centro, este año se ha creado un operativo especial para velar por el descanso nocturno de los vecinos en las calles y plazas de Gràcia, formado por siete agentes y dos cabos, que actuarán contra la venta ambulante e intentarán minimizar las molestias generadas por las actividades al aire libre. En esa línea, se han editado 28.000 trípticos con consejos básicos sobre civismo en inglés, francés, alemán, italiano y castellano, que se distribuirán durante estas vacaciones en hoteles y establecimientos turísticos de la ciudad.

Paralelamente, para minimizar los efectos sobre el tráfico del inicio de la campaña turística, la Guardia Urbana ha puesto en marcha dispositivos específicos de vigilancia en las zonas de aparcamiento de autobuses cerca de los lugares turísticos más visitados. Además, con la apertura de la temporada de playas, se han puesto en marcha los servicios de la franja litoral, que se mantendrán operativos durante todo el verano. Así, desde el sábado pasado, las playas cuentan con presencia de patrullas de la Guardia Urbana y con la vigilancia activa de la Cruz Roja.

Por último, el operativo presentado ayer incluye un incremento de un 10% en los servicios de limpieza, sobre todo en las zonas más concurridas de la ciudad en esta época, como el barrio Gòtic, los alrededores del parque Güell, la Sagrada Família y la fuente mágica de Montjuïc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada