lunes, 28 de diciembre de 2009

Encuesta Europea de Salud en España 2009

Avance de resultados del segundo y tercer trimestre de 2009. (Datos provisionales)

Siete de cada 10 españoles de 16 y más años considera que su estado de salud es bueno o muy bueno.

El 17,1% de las personas de 18 y más años presenta obesidad y el 36,7% sobrepeso.

Según los resultados del avance con datos parciales recogidos entre abril y octubre de 2009, siete de cada 10 personas de 16 y más años afirman que su estado de salud en los últimos 12 meses ha sido bueno o muy bueno, mientras que sólo uno de cada 10 lo consideran malo o muy malo.

El porcentaje de hombres que declaran tener un estado de salud positivo (74,8%) es mayor que el de las mujeres (64,9%). Esta diferencia se da en todos los grupos de edad, pero es entre las personas de 65 o más años donde mayor es la brecha en el estado de salud percibido entre ambos sexos.

La edad es un factor determinante en el empeoramiento de la salud. Mientras el 65,1% de las personas de 45 a 64 años la definen como buena o muy buena, este porcentaje cae al 36,7% en el grupo de 65 y más años. En cambio, los que la consideran regular aumenta del 24,7% al 37,5% y los que la perciben como mala o muy mala pasa del 10,2% al 25,9%.

El dolor de espalda es el problema de salud crónico más frecuente, seguido de la hipertensión y las alergias.

Según los resultados de la Encuesta, las enfermedades crónicas más diagnosticadas entre la población de 16 o más años son el dolor lumbar o cervical, que es señalado por casi 9,8 millones de personas (24,9% de la población), la tensión alta que afecta a 6,6 millones (19,7%) y las alergias padecidas por 5,5 millones (16,3%). A continuación se sitúa la depresión, ansiedad crónica u otros trastornos mentales (11,7%), las migrañas o dolores de cabeza frecuentes (11,6%), el asma (7,1%) y la diabetes (6,6%).

Todos ellos son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, especialmente en el caso de las migrañas y en los problemas mentales, donde la prevalencia es más del doble en la población femenina que en la masculina.

Cuatro de cada cinco personas ha acudido al médico en el último año
En las cuatro semanas anteriores a la entrevista, una de cada tres personas de 16 y más años ha acudido a la consulta de un médico de familia o de un especialista. Las mujeres acuden más al médico que los hombres (40,9% frente al 28,6%), y esta diferencia se hace más notable en los grupos de edades intermedias (el 34,2% de las mujeres de 25 a 44 años frente al 19,9% de los hombres).

El 53,3% de las personas de 16 y más años manifiesta haber consumido algún medicamento en las dos semanas anteriores a la encuesta. Esta proporción es más elevada en mujeres (60,9%), que en los hombres (45,4%). La diferencia entre sexos se produce en todos los grupos de edad, pero especialmente entre los más jóvenes.

El consumo de medicamentos también está relacionado con la edad. Y si el 27,6% de las personas de 16 a 24 años los ha tomado las dos semanas anteriores, el porcentaje aumenta hasta el 87,3% para las personas mayores de 64 años.

Un 9,2% de la población de 16 y más años afirma que ingresó en un hospital en los últimos 12 meses, lo que supone 3,5 millones de personas (el 8,3% de los hombres y 10,1% de las mujeres).

El 27,3% de la población ocupada ha faltado al trabajo por un problema de salud en los últimos 12 meses.

Cinco millones de personas de 16 y más años (el 27,3% de la población) señalan no haber podido ir a su trabajo debido a un problema de salud en alguna ocasión a lo largo de los últimos 12 meses.

Esta situación es más frecuente en las mujeres (29,7% frente al 25,4% de los hombres), especialmente en los grupos de edad de 16 a 24 años (31,2% de la mujeres frente al 21,8% de los hombres) y en los de 45 a 64 años (28,6% frente al 19,8%), mientras que casi no hay diferencia entre los 25 y los 44 años (30,3% de las mujeres frente al 29,5% de los hombres).

Respecto a la siniestralidad, una de cada 10 personas declara haber tenido un accidente en los 12 meses anteriores a la entrevista. Los perfiles más habituales de personas que han tenido algún accidente son los de un hombre de 16 a 24 años (18,8% frente a 8,4% de mujeres en ese tramo de edad) y el de una mujer de 65 y más años (el 16,1% frente al 6,0% de los hombres).

Intervenciones preventivas. Dos de cada tres personas se controlan la tensión arterial y el nivel de colesterol anualmente
El 68,5% de la población afirma haberse medido la tensión arterial y el 67,5% el nivel de colesterol en los últimos 12 meses. En el caso de las personas de 65 y más años estos porcentajes aumentan hasta el 88,6% y 82,1% respectivamente.

Respecto a las prácticas preventivas ginecológicas, el 56% de las mujeres de 20 y más años se ha hecho alguna vez una mamografía (el 43,3% hace menos de tres años). Este porcentaje aumenta al 88,6% en el grupo de 45 a 64 años (el 81,6% en los últimos tres años).

En el caso de la citología vaginal, el 74,8% de las mujeres se ha hecho alguna vez dicha prueba (el 55,5% en los últimos tres años), y en la franja de edad de 25 a 64 años, este porcentaje alcanza el 84,2% (el 67,5% en los últimos tres años).

Repunta ligeramente el consumo de tabaco
Según los resultados provisionales de la Encuesta, el 31,5% de la población de 16 y más años ha fumado a diario u ocasionalmente en el último año, lo que supone un incremento de dos puntos respecto a los últimos datos disponibles.

El 27,3% fuma a diario (0,8% más), el 4,2% es fumador ocasional, el 20,2% se declara exfumador y el 48,4% nunca ha fumado. Por sexo, el porcentaje de fumadores es del 32,5% en los hombres y del 22,2% en mujeres.

Respecto al alcohol, más de un tercio de la población de 16 y más años no lo ha consumido en el último año. De los que consumen alcohol, el 12,7% lo hace a diario (el 20% en el caso de los hombres frente al 5,7% de las mujeres).

Entre los más jóvenes se aprecian menos diferencias en cuanto al consumo habitual: el 18,8% de los hombres y el 13,6% de las mujeres de 16 a 24 años beben alcohol más de dos o tres veces a la semana.

La obesidad afecta a seis millones de personas
El 17,1% de las personas de 18 y más años presentan obesidad y el 36,7% sobrepeso. Esta situación es más frecuente en el caso de los hombres (18,6% con obesidad y 44,2% con sobrepeso) que en el de las mujeres (15,6% y 29,2%), y aumenta con la edad para ambos sexos.

En el otro extremo destaca el peso insuficiente, que se da en el 8,2% de los jóvenes de 18 a 24 años. Este problema alcanza al 13,2% de las mujeres de este grupo de edad, mientras que en los hombres de 18 a 24 años el peso insuficiente afecta al 3,4%-

Respecto a los hábitos de alimentación, de cada 100 personas de 16 y más años, 71,6 afirman comer verduras y 62,8 frutas al menos una vez al día. Estos hábitos alimenticios se van consolidando a medida que aumenta la edad. Así, sólo cinco de cada 10 jóvenes de 16 a 24 años consumen verduras diariamente, aumentando a nueve de cada 10 en los mayores de 64 años. En el caso de la fruta, 4,5 de cada 10 jóvenes la consumen diariamente frente a siete de cada 10 mayores de 64 años.

El 62,3% de la población de 16 y más años realiza alguna actividad física intensa o moderada a la semana, el 27,4% desarrolla sólo alguna actividad ligera y el 10,3% declara no realizar ninguna actividad.

La práctica de algún ejercicio físico al menos moderado es similar en ambos sexos (63,0% en los hombres y 61,6% en las mujeres), aunque sí se mantienen diferencias por edades: el 80,8% de los hombres de 16 y 24 años desarrolla alguna actividad al menos moderada frente al 64,9% de las mujeres. En cambio, en la franja de edad de 45 a 64 años las mujeres realizan más actividad física (67,6% frente al 58,8% de los hombres).


Leer más...

Crece el número de obesos, de fumadores y de jóvenes que consumen alcohol

Unos seis millones de españoles mayores de 18 años (el 17 por ciento) tienen problemas de obesidad, lo que representa casi un 2 por ciento más que en 2008 (donde el porcentaje de obesos ascendía al 15,6).

Además, un 36,6 por ciento padece sobrepeso, lo que supone un punto porcentual más que el año anterior, según la última Encuesta Europea de Salud 2009, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según este informe, los problemas con la talla son más frecuentes en los hombres (el 18,6 por ciento tiene obesidad y el 44,2 por ciento sobrepeso) que entre las mujeres (el 15,6 es obesa y el 29,2 padece sobrepeso). En ambos sexos las cifras se agravan con la edad, ya que entre las personas más de 65 años el sobrepeso afecta al 43 por ciento de la población y la obesidad al 24 por ciento.

Los datos del INE muestran que "en el otro extremo destaca el peso insuficiente que se da en el 8,2 por ciento de los jóvenes de 18 a 24 años", un problema que alcanza "al 13,2 por ciento de las mujeres de este grupo de edad, mientras que en los hombres de 18 a 24 años el peso insuficiente afecta al 3,4 por ciento".

Con respecto a los hábitos de alimentación, el 71 por ciento de las personas de 16 y más años dicen comer verduras y el 62,8 por ciento declara consumir frutas al menos una vez al día. Sólo 5 de cada 10 jóvenes de 16 a 24 años ingiere verduras diariamente, una cifra que aumenta a 9 de cada 10 entre los mayores de 64 años.

En el caso de la fruta, más de 4 de cada 10 jóvenes la consume diariamente, frente a 7 de cada 10 mayores de 64 años.

Además, el 62 por ciento de la población de 16 y más años realiza alguna actividad física intensa o moderada a la semana (63 por ciento de los hombres y 61 por ciento de las mujeres). Estas cifras han crecido dos puntos porcentuales respecto a las de 2008, sobre todo en las mujeres, que han pasado de hacer deporte el 57 por ciento en 2008 a hacerlo el 61 por ciento este año. Por otra parte, el 27 por ciento desarrolla sólo alguna actividad ligera y el 10 por ciento declara no realizar ninguna actividad.

Tabaquismo
Las cifras del INE muestran que casi uno de cada tres españoles (el 31,5 por ciento) de más de 16 años ha fumado tabaco en el último año, bien de forma habitual u ocasionalmente, lo que refleja un "ligero repunte" del consumo de tabaco con respecto a los últimos datos disponibles.

De este modo, y en comparación con el anterior informe, relativo a marzo de 2008, el porcentaje de fumadores aumenta dos puntos en el último año y medio. La encuesta constata que el 27,3 por ciento de la población fuma a diario.

En cuanto al consumo de alcohol, las cifras muestran que más del 11,6 por ciento de los jóvenes de entre 16 y 24 años consume alcohol de dos a tres veces por semana y casi el 28 por ciento entre dos y cuatro veces al mes. No hay diferencias significativas entre sexos en este hábito.

EL DOLOR MÁS FRECUENTE
Las enfermedades crónicas más diagnosticadas entre la población de 16 o más años son el dolor lumbar o cervical (24,9 por ciento de la población), la tensión alta (19,7) y las alergias (16,3), seguidas de la depresión y otros trastornos mentales (11,7), las migrañas (11,6), el asma (7,1) y la diabetes (6,6). En las cuatro semanas anteriores a la entrevista, una de cada tres personas ha acudido a la consulta de un médico de familia o de un especialista -las mujeres más que los hombres (40,9 por ciento frente al 28,6)-. El 53,3 por ciento manifiesta haber consumido algún fármaco en las dos semanas anteriores a la encuesta, y el porcentaje aumenta hasta el 87,3 para las personas mayores de 64 años


Leer más...

La tasa de fumadores aumenta un 7% con la actual ley antitabaco

La oposición apoyará la prohibición de fumar en todo lugar público cerrado - Sanidad espera que la nueva norma esté aprobada en junio
Si uno de los objetivos de la ley antitabaco que entró en vigor el 1 de enero de 2006 era reducir el número de fumadores, ha fracasado. Los datos de la Encuesta Europea de Salud 2009 que ayer adelantó el Instituto Nacional de Estadística muestran que, desde que se prohibió consumir tabaco en los centros de trabajo, la proporción de personas que se declaran fumadoras (habituales u ocasionales) ha aumentado un 6,68% (ha pasado del 29,5% al 31,5% de los mayores de 16 años).

Los expertos tienen puestas sus esperanzas en la futura norma, que prohibirá fumar también en todos los lugares de ocio cerrados. Sanidad ya la ha debatido con los grupos parlamentarios. Fuentes de la negociación admiten que ha sido "en general muy bien recibida". Sanidad espera enviar el borrador al Congreso en febrero, para que se apruebe en junio, al final de la presidencia europea de la UE.

Porque lo que está claro es que limitar el consumo de tabaco no ha sido aliciente suficiente para que las personas dejaran de fumar. La ley de 2006 no era una prohibición total: se centraba en los lugares de trabajo, pero dejaba la mano abierta a los lugares de ocio.

Para Ángeles Planchuelo, presidenta de la Comisión Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), los datos no son una sorpresa. "Coincide con los nuestros, e indican que hay que avanzar en la ley", afirma. Planchuelo admite que un estudio de la Sociedad española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) hecho al año de entrar en vigor la ley calculaba que un millón de personas había dejado de fumar. "Pero ese efecto parece que se ha pasado", admite. Y cree que se debe a que, al no ser la restricción total, no es efectiva para desanimar a los nuevos fumadores. "Esto es especialmente importante en los niños y adolescentes. Si ven que en los lugares de ocio se puede fumar, lo asumen como algo normal; es un proceso especular", indica la médica.

"En cambio, si la prohibición fuera total (en todos los lugares públicos cerrados), el impacto sería mucho mayor. Es lo que se ha visto en otros países. Porque, además, ese efecto se notaría mucho en los hogares". Precisamente, éste es uno de los aspectos que destaca el INE en su avance de los datos: que un tercio de los niños están sometidos al humo del tabaco en su casa, porque sus propios padres fuman delante de ellos.

También José Miguel Sánchez Torres, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, manifiesta que es importante que las "medidas se apliquen estrictamente". "Los datos son preocupantes, sobre todo porque se ve que el porcentaje de ex fumadores se mantiene, y eso quiere decir que los nuevos fumadores son, sobre todo, jóvenes. Por eso digo que podemos hacer las cosas mejor".

Y el médico del Servicio de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, recalca que apoyan la ley anunciada, pero no sólo eso. "Hay que insistir en la publicidad y en la regulación de la venta", señala con la vista puesta en los más jóvenes.

Precisamente la semana pasada, el Senado aprobó, dentro de la ley ómnibus de prestación de servicios, una aclaración para que las máquinas expendedoras no estén al alcance de cualquiera. Ni en "áreas anexas o de acceso previo a los locales", afirma.

Lo que parece claro es que los bares, del tamaño que sean, podrán seguir vendiendo tabaco. Es la contrapartida del Gobierno a una prohibición que ha sentado muy mal al sector, que afirma que, en contra de lo que ha pasado en otros países, como Italia e Irlanda, donde la prohibición no ha afectado a los negocios, perderá 11.000 millones de euros.

Más obesos, menos gordos
El sobrepeso y la obesidad se estancan en España. Si en 2006 la proporción de españoles que tenía un índice de masa corporal (el peso en kilos dividido por la altura en metros al cuadrado) superior a 25 era del 53,4%, en 2009 el porcentaje es del 53,8%. Pero los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican dos tendencias claras: los más gordos, los obesos (con un índice de masa corporal superior a 30), son cada vez más: han pasado del 15,56% al 17,08%. Y, se observa que, de este aumento, los mayores responsables son los hombres: ellos engordan más (un 18,6% es obeso); ellas, se mantienen (lo son el 15,6%).

Pero la Encuesta Europea de Salud de 2009 da muchos otros datos sobre el estado de los españoles, según ellos mismos los cuentan.

- Alcohol. Un 35% afirma que no lo prueba nunca. En 2006 eran el 31,4%. Las diferencias entre sexos son de las más altas de todas las variables estudiadas. El 47% de las mujeres dice que es abstemia, el doble que los hombres (lo dice el 22%). En el otro extremo, un 12,7% dice que bebe todos los días (un 20% de los hombres y un 6% de las mujeres).

- Enfermedades crónicas. Las cuatro más frecuentes son la hipertensión (la tiene un 20,7% de la población), la artrosis, artritis o reumatismo (otro 20,7%), el colesterol alto (el 15,9%), y la depresión, ansiedad u otras dolencias mentales, que padece el 13,8%. En general, las mujeres están más afectadas. En cambio, entre los niños son los varones lo que tienen peor salud. Sobre todo, sufren de alergia (el 11,6%) y asma (el 6,6%).

- Estado general. A pesar de estas dolencias, el 69,8% de los españoles considera que su estado de salud es "bueno" o "muy bueno". En 2006, eran el 66,5%. En el otro extremo, también aumenta el número de quienes creen que está mal o muy mal. Eran el 8,7% en 2006, y son el 9,4% en 2009. También aquí hay un claro sesgo de género: en general, las mujeres, aunque viven más años, dicen que están peor. También van, en consecuencia, más al médico. El otro gran factor es la edad. La proporción de los mayores de 74 años que dicen que su estado es bueno o muy bueno es la mitad que la de la población general (el 34,3%).


Leer más...

martes, 22 de diciembre de 2009

El tabaquismo pasivo mata a más de 6.000 personas al año

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) ha aplaudido la intención del Gobierno de endurecer la ley del tabaco para prohibir fumar en todos los lugares públicos cerrados, porque, recordó, cada año mueren unas 6.300 personas "por inhalar humo ambiental producido por otros fumadores".

"No debemos olvidar que el tabaquismo pasivo es la tercera causa de muerte en países desarrollados y se calcula que al año mueren 6.300 personas por inhalar humo ambiental producido por otros fumadores", explicó Carlos Camps, jefe de Oncología del Hospital General de Valencia y miembro del GECP.

Y es que, según este grupo de expertos, formado por oncólogos, especialistas en cirugía torácica, radioterapeutas e investigadores básicos, el fumador pasivo inhala hasta cinco veces más cantidad de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono que el propio fumador.
Por este motivo, el GECP subraya que hay que proteger a los menores del humo del tabaco, porque cerca de un 67% de ellos queda expuesto más de una hora al humo ambiental de los cigarrillos durante los fines de semana", explica Camps.

Por otra parte, recordó este grupo de expertos, el tabaquismo activo es la primera causa de muerte evitable en los países desarrollados como España, donde se estima que mueren al año más de 54.000 personas por este hábito. Además, concluyeron los expertos del GECP, el 90% de los nuevos casos de cáncer de pulmón se detectan en fumadores.


Leer más...

Los jóvenes de 15 A 24 años consideran que el consumo de drogas es "arriesgado y peligroso" según la FAD

Los jóvenes españoles de 15 a 24 años consideran de forma mayoritaria que el consumo de drogas es arriesgado y peligroso, según muestran los resultados de la investigación 'La lectura juvenil de los riesgos de las drogas: del estereotipo a la complejidad', realizada por la FAD, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y Obra Social Caja Madrid.

Estos datos, presentados en el marco de la reunión de Patronato de la FAD, muestran que los jóvenes conocen las posibles consecuencias, pero que consumen para sentirse integrados y porque consideran que es "lo normal a su edad".

En este sentido, la fundación indicó que los jóvenes españoles "no banalizan" los consumos de drogas, sino que, por el contrario, conocen los riesgos, pero optan por consumir por razones que tienen que ver con los beneficios que esperan obtener tras el consumo.

Durante esta reunión, que ha contado con la presidencia de la Reina Sofía, se ha analizado el momento actual del consumo de drogas, las actividades realizadas por la FAD en el año 2009 y las líneas de actuación propuestas para 2010.

Asimismo, el Patronato de la FAD ha reafirmado el compromiso de la fundación de seguir trabajando en 2010 en la línea de la educación preventiva orientada a promover valores de protección, haciendo especial hincapié en la etapa infantil a través de programas de intervención en los ámbitos escolar, familiar y comunitario.


Leer más...

Al menos un 94% de la población mundial no está protegida por leyes contra el tabaco

Así se desprende del informe 'Epidemia Mundial del tabaco' publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta situación deja a la práctica totalidad de los habitantes del planeta expuestos "a la principal causa de muerte evitable", ya que el tabaco causa el fallecimiento directo de más de cinco millones de personas al año; de unas 600.000 personas por tabaquismo pasivo cada año; causa múltiples enfermedades, y genera pérdidas de decenas de miles de millones de dólares.

"El hecho de que más de 94% de la población continúe sin protección por parte de leyes antitabaco integrales demuestra que aún queda mucho trabajo por hacer", dijo Ala Alwan, experto de la OMS en enfermedades no contagiosas. Sin embargo, el informe determinó que se habían realizado algunos progresos: ya que unos 154 millones de personas, fueron cubiertos por leyes antitabaco en el 2008.

El año pasado siete países (Colombia, Yibuti, Guatemala, Mauricio, Panamá, Turquía y Zambia) aprobaron leyes antitabaco integrales en 2008, elevando el número a 17. Además, en las últimas cuatro décadas, las tasas de fumadores han descendido en países ricos como Estados Unidos, Japón y Europa occidental, aunque están aumentando en el mundo en desarrollo.

Dentro del informe la OMS sostiene que las políticas libres de humo son fundamentales para reducir el daño causado por el tabaquismo pasivo, y las muertes prematuras, que aumentarán "si los Gobiernos no actúan rápidamente". "A menos que se adopten acciones urgentes para controlar la epidemia del tabaco, la cifra de fallecidos anualmente podría ascender a ocho millones para 2030", señala el informe.


Leer más...

Poner "fumar mata" en las cajetillas crea más adicción

La advertencia en los paquetes de cigarrillos que recuerda a los fumadores las consecuencias fatales de sus hábitos podría hacerlos fumar más "como una forma de hacer frente a la inevitabilidad de la muerte", según afirman los resultados de un pequeño estudio realizado por especialistas de Estados Unidos, Suiza y Alemania entre 39 estudiantes de psicología "enganchados" al tabaco.

Los participantes, de entre 17 y 41 años de edad, rellenaron un cuestionario para determinar hasta qué punto su adicción al tabaco estaba basada en la autoestima. Luego les mostraron paquetes de cigarrillos con distintos tipos de advertencias y, tras una espera de 15 minutos, se les hizo más preguntas sobre su adicción y sobre si tenían intención de dejar de fumar.

De este modo, los investigadores descubrieron que las advertencias que no tenían nada que ver con la muerte, como "fumar provoca impotencia" o "fumar le hace poco atractivo", eran más efectivos a la hora de hacer cambiar los hábitos de los fumadores que otros como "fumar mata" o "fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor".

Este hecho era especialmente remarcable en el caso de las personas que fumaban "para reforzar su autoestima", como los jóvenes que adquieren el hábito para "impresionar o quedar bien" ante su pareja o aquellas personas que piensan que fumar "aumenta su estatus social", argumentaron los investigadores.

"En general, cuando los fumadores se enfrentan a mensajes de advertencia relacionados con la muerte en los paquetes de cigarrillos, producen intentos activos de lidiar con ello, como se refleja en su deseo de continuar fumando", comentaron los autores del estudio. Sin embargo, advertencias como "fumar provoca impotencia" han resultado ser "particularmente amenazadoras" para las personas que creen que fumar les hace estar mejor valorados en su círculo social, concluyeron.


Leer más...

Las personas que fuman poco tiempo después de levantarse son más susceptibles de padecer cáncer de pulmón

Según los resultados de su estudio, publicado en 'Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention', los niveles de nicotina que se ingieren en los primeros momentos del día son el doble que si se espera un poco para darse a este hábito.

El trabajo muestra que el consumo de tabaco en los primeros cinco minutos del día incrementa la nicotina en sangre hasta los 437 nanogramos por mililitro (ng/mL.); entre los seis y los 30 minutos, 352 ng/mL; y después de una hora, 215 ng/mL.

Los investigadores observaron que las "personas que consumían tabaco durante los 30 primeros minutos del día y que fumaban 10 cigarros diarios tenían mayores niveles de nicotina que aquellos que consumían 20 y empezaban a partir de la primera media hora". Así lo explica el principal autor del trabajo, Joshua Muscat, profesor del Colegio de Medicina de la Universidad Penn State (Pensilvania).

Con este estudio, confirman los científicos en su artículo, "demostramos que no sólo el número de cigarrillos que se consumen al día está relacionado con los niveles de nicotina, también influye el tiempo que pasa desde que uno se despierta hasta que se fuma el primer cigarro".

El hallazgo es importante porque, tal y como señalan los investigadores, "teniendo en cuenta la asociación entre nicotina y el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, las personas que fuman poco tiempo después de levantarse son más susceptibles a padecerlo, por lo que este indicador es especialmente relevante a la hora de diseñar un plan de intervención".

Los investigadores midieron los niveles de nicotina en sangre y en la orina de un total de 252 personas que fumaban, al menos, cinco cigarrillos al día durante un mínimo de dos años. Las medidas entre los sujetos que consumían una media de 20 cigarros diarios oscilaron entre los 16 y los 1.180 nanogramos por mililitro.

Entre los participantes se distinguieron dos grupos: de baja y alta adicción. Los primeros no fumaban más de 20 cigarrillos y esperaban a encender el primero a partir de los 30 minutos de despertarse. Los segundos consumían tabaco antes de la primera media hora, independientemente de los cigarros consumidos.

Aunque los expertos admiten que aún son necesarios más estudios que confirmen sus hallazgos, insisten en que el momento en el que se fuma el primer cigarro podría ser un importante factor de riesgo del cáncer de pulmón y, por ello, debería considerar en los programas para dejar de fumar.


Leer más...

Más de la mitad de los niños Españoles son fumadores pasivos, según el comité nacional de prevención del tabaquismo

Más de la mitad de los niños españoles son fumadores pasivos, bien porque fuman sus padres o porque lo hace la persona responsable de su cuidado, según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), desde donde recordaron que, según el 'Eurobarometer', España tiene una de las tasas más elevadas de la UE de personas que fuman delante de sus hijos.

Según denuncia el doctor Rodrigo Córdoba, vicepresidente del CNPT, en España "no es nada raro ver a niños, e incluso bebés en su carrito, en bares y restaurantes con ambientes de humo de tabaco sin que haya una verdadera conciencia de los riesgos que ello comporta".

Para este experto, resulta preocupante la "falsa sensación de seguridad" que tienen los padres cuando se van a otra habitación o salen a la terraza a encender el pitillo, ya que no son conscientes de que esta medida "no suele ser muy eficaz, pues de alguna forma terminan por hacer partícipes a sus hijos del humo del tabaco".

Las consecuencias para su salud son que estos menores padecen "un 70% más de infecciones respiratorias y catarros" que el resto de niños y corren "un mayor riesgo de padecer otitis purulentas crónicas", la causa más común de sordera y cirugía en menores.

De hecho, el 42% de los menores con enfermedad respiratoria crónica son fumadores pasivos y el riesgo de neumonía en hijos de fumadores es "cuatro veces mayor" que en el resto.

"También se ha demostrado que los hijos de madres fumadoras tienen más ingresos hospitalarios por bronquitis y neumonía y múltiples estudios agrava y causa el asma infantil", aseveró, apuntando que también "se dan casos de muerte súbita por exposición al humo de tabaco en lactantes".

Además, está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer también en los primeros cinco años de vida. De hecho, concluyó, "uno cada seis tumores de pulmón en adultos no fumadores podría deberse a la exposición al humo del tabaco en niñez y adolescencia".


Leer más...

El tabaquismo y la obesidad amenazan la salud en España

El tabaquismo y la obesidad son las grandes amenazas crecientes para la salud en España, según confirma un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El último informe “Panorama de la Salud 2009”, que se publica cada dos años, refleja un incremento del 171% de nacimientos en el país de niños con bajo peso en los últimos 25 años, la cifra más alta y con diferencia de la media registrada en los 30 países de la OCDE (26%).

El mayor consumo de tabaco entre las mujeres más jóvenes, además de la maternidad más tardía, es la principal causa de este tipo de embarazos, más propensos a desarrollar discapacidades en los hijos.

Aunque España ha logrado algunos progresos en la reducción del consumo de cigarrillos en los últimos 20 años se ha producido un descenso del 12% en las mujeres y del 27% en los hombres, la tasa de fumadores diarios (26,4%) sigue siendo superior a la media de la OCDE (23,3%). Los datos analizados, no obstante, son de 2006, año de entrada en vigor de la Ley Antitabaco.

El otro gran caballo de batalla sanitario, la obesidad, no arroja mejores expectativas. La tasa en adultos se ha duplicado en los últimos 20 años: del 6,8% en 1987, al 14,9% en 2006. Uno de cada seis niños tiene sobrepeso u obesidad.

En España, sin embargo, la tasa es mayor en niñas que en niños, tanto en embriaguez (33% frente al 29%) como en consumo de cigarrillos (20% frente al 14%). EEUU a diferencia de lo que ocurre con las cifras de obesidad registra la tasa más baja de tabaquismo (9% de niñas y 7% de niños) y, junto con Grecia, también la menor tasa de embriaguez (cerca del 20%).


Leer más...

Los deberes para hoy: decir 'no' a las drogas

Los escolares de 13 a 15 años reciben estos meses talleres informativos sobre adicciones y sexualidad
«Señorita, ¿Cuántas copas te puedes beber antes de que te dé una parada cardiorespiratoria?», pregunta José a la psicóloga que les explica los efectos perniciosos de las drogas.
El alcohol, el tabaco y la marihuana son las sustancias que suscitan mayor interés entre los adolescentes, por lo que la pregunta suele ser habitual. «¿Por qué la gente toman alucinógenos si no les relaja ni les excita como otras drogas? Esta es la duda de Alba Torres.

El fin último de estos talleres informativos es la prevención primaria antes de comenzar a consumir y no sólo aprenden, sino que rompen con muchas creencias que han «escuchado de otros amigos, por la televisión o a través de Internet», señala la psicóloga encargada de impartirlos, Esmeralda Vázquez Conchas.

En total son ocho los institutos que recibirán estas clases de apoyo, organizadas por el Ayuntamiento de San Fernando durante los meses de noviembre y diciembre. Algunos centros han elegido los talleres de sexualidad y otros han optado por informar sobre las drogas. En concreto el Colegio San José, el I.E.S. Wenceslao, y el I.E.S Jorge Juan. En este, se realizaba la última sesión sobre drogodependencia, y la tarea que llevaban a casa era concreta: decir no a las drogas.

De hecho una de las actividades más innovadoras de estos cursillos intensivos consisten en las prácticas activas para aprender a rechazar cualquier sustancia adictiva. En grupos de cinco no dudan en interpretar un corto teatrillo en el que cada uno tiene un papel concreto. Deben llevar a la vida real las técnicas del disco rallado, la pregunta asertiva y el banco de niebla. «Hemos imaginado que estábamos en la plazoleta de abajo de casa y cada uno ha intentado decir que no como nos han enseñado» señala Jorge. «Las chicas lo tenemos más claro porque ellos se sienten más chulos si fuman o beben», explica Marta, otra asistente a estos cursos de sensibilización.

Los talleres dirigidos al alumnado de 13 y 15 años ha cumplido su objetivo. Ahora solo tienen que llevar a la práctica lo aprendido.


Leer más...

Más de la mitad de las mujeres atendidas por drogas es víctima de maltratos

Más de la mitad de las mujeres que acuden a los servicios de atención a drogodependientes son víctimas de la violencia machista, si bien los expertos sostienen que el porcentaje de las que sufren este doble problema es mucho más elevado, porque gran parte de ellas ni siquiera solicita ayuda.

Así lo ha puesto de manifiesto hoy Violeta Castaño, autora del estudio "La Atención a la problemática conjunta de drogodependencia y violencia de género en la población de mujeres", realizado por la Fundación Atenea y financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

El análisis, basado en un amplio trabajo de documentación, encuestas y entrevistas directas tanto en centros de la red asistencial de drogas como de víctimas de maltratos de toda España, revela cómo estos asuntos se abordan sin perspectiva de género y de manera disociada, sin tener en cuenta su estrecha vinculación.

"No existen recursos asistenciales que tengan en cuenta el tratamiento de las mujeres desde la perspectiva de género, ya que los servicios de atención a drogodependientes no tienen entre sus objetivos atender otro tipo de problemas como el maltrato", del que muchas veces ni ellas son conscientes, ha señalado Castaño.

Asimismo, desde la red de atención al maltrato no se cuenta con espacios específicos para este grupo de mujeres con adicciones, pese a que, en ocasiones, recurren a las drogas o a los ansiolíticos precisamente para "soportar" la violencia que padecen.

En los centros de deshabituación de drogas se atiende a un 80 por ciento de varones frente a un 20 por ciento de mujeres, ya que, según Castaño, ellas no piden ayuda por sufrir una "estigmatización mayor" y, también, porque asumen la carga familiar.

Algunas investigaciones que recoge el informe, realizadas en algunas comunidades autónomas, elevan hasta un 84 por ciento el porcentaje de mujeres adictas que confiesa ser maltratada por su pareja actual o haberlo sido por otras anteriores.

La experta ha explicado que en la red de asistencia al maltrato se rechaza directamente a las drogodependientes por entender que su trastorno adictivo es "más urgente" y no les permitirá integrarse en una comunidad terapéutica con el resto de afectadas.

El perfil de esta fémina, enganchada a la droga y a un hombre que le pega, es el de una mujer de entre 31 y 40 años, con una edad media de 36.

En el 51 por ciento de los casos las afectadas son solteras, pero con un porcentaje importante de separadas -34,5 por ciento-, y con hijos. En el momento de solicitar tratamiento, la mayoría convivía con su familia de origen.

Posee un nivel de estudios medio, trabaja como empleada, aunque hay un número importante que tiene un nivel cultural bajo y no tiene una profesión definida. La demanda de tratamiento suele ser por el consumo de alcohol y/o cocaína, con una adicción de once años de evolución.

De hecho, se inició en las drogas a los 19 años junto con una pareja consumidora y es maltratada por ella durante un periodo aproximado de ocho años, sin pedir ayuda.

Todo este círculo dramático, ha relatado Castaño, es fruto de una realidad social y cultural "profundamente arraigada" en la propia población femenina y de una mentalidad "androcéntrica" en la que sigue existiendo discriminación hacia las mujeres.

La directora de la Fundación Atenea, Paz Casillas, ha apostado por la "coordinación" de los recursos de ambas redes de modo que trabajen de forma paralela y por la formación en perspectiva de género de todos los especialistas involucrados en estas terapias.

Los expertos proponen que si una mujer adicta llega a un centro de acogida se la derive a drogodependencias hasta que se estabilice su consumo y que, una vez lograda la desintoxicación, continúe con su tratamiento desde el punto de vista de género.

Si como suele ocurrir acude primero a la red de drogas también se la debe estabilizar averiguando si su consumo se debe a violencia de género soterrada. Una vez desintoxicada, debería sensibilizarse a la mujer en cuanto a su problemática de género para ir preparando el posterior traslado al recurso de malos tratos.

En ambos casos, ha concluido Castaño, la derivación debería prepararse correctamente para que la mujer realizara "físicamente" el recorrido de un recurso a otro, tal vez "acompañándola literalmente", puesto que su abandono es un problema "frecuente".


Leer más...

lunes, 21 de diciembre de 2009

Cerco policial al consumo de alcohol entre menores

• La Guardia Urbana denuncia a 19 jóvenes por infracciones de tráfico en BCN
• Ocho chicos más son multados por consumo o posesión de estupefacientes

El intenso frío y la final del Barça en horario infantil hicieron que los resultados de la operación Minerva no fueran anteayer por la tarde tan espectaculares como en otras ocasiones. Pese a la tranquilidad de la jornada, la extensión que se hace el fin de semana de la operación Celobert, con la que la Guardia Urbana intenta controlar aquellos espacios públicos en los que grupos de menores se reúnen para fumar hachís y consumir alcohol, se saldó ayer con 19 denuncias por infracción del reglamento de tráfico; ocho, por consumo o tenencia de drogas; siete, por incivismo y el traslado de un menor bebido a disposición de sus padres.

Los 32 agentes de la Guardia Urbana y los 16 de los Mossos d’Esquadra que formaron el dispositivo desplegado ente las 18.00 y las 22.00 horas se concentraron entorno a las principales discotecas frecuentadas por menores, situadas entre la calle de Tarragona, en Sants, y las proximidades de los dos locales que ofrecen una sesión de tarde en Les Corts. Además de evitar el consumo de alcohol y drogas, los agentes montaron dos controles de tráfico en los accesos a ambos puntos, ya que muchos llegan en moto (ayer se hicieron 72 alcoholemias, todas negativas).

ACCIÓN DISUASORIA / «Muchos aprovechan y consumen una gran cantidad de hachís y alcohol para así entrar en la discoteca ya colocados», lamentaron fuentes de la Guardia Urbana, que explicaron con claridad su misión: «Nuestra presencia en esos lugares tiene como objetivo disuadirles de tales comportamientos».

A las siete de la tarde, unos 100 jóvenes de entre 16 y 18 años hacían cola frente a la discoteca Space. En una plaza próxima, dos jóvenes compartían un litro de cerveza en una botella de cristal (agravante recogido en las ordenanzas municipales). Uno de ellos, a escasos días de llegar a la mayoría de edad, escondía también una bolsa con restos de marihuana. Los agentes les pidieron la documentación a ambos y avisaron a sus padres, mandándoles la correspondiente multa, «igual que si fueran mayores de edad», aclaró el comisario. La escena fue muy similar en las otras 20 intervenciones.

Entre semana, se repite el objetivo, aunque cambia el escenario. Los laborables el lugar elegido para beber y fumar suelen ser los interiores de manzana. En lo que va de año, la Guardia Urbana ha intensificado mucho su actividad en esas zonas.

En el 2009 se han hecho 630 vigilancias, un 53% más que el año anterior y se han impuesto 409 denuncias. Las que más se han disparado son las cursadas por beber en la vía pública, que han pasado de 101 a 182, lo que supone un incremento del 80%. En muchas ocasiones, se entrega a los padres a jóvenes que, según el argot policial, se encuentran «en situación de desamparo» por haber bebido en exceso. En lo que va de año, han tenido que llevar a sus domicilios a 203 jóvenes.


Leer más...

Más de cien mil gallegos tienen problemas con el consumo de alcohol

Pese al aumento de la demanda, solo 3.000 inician anualmente algún tipo de tratamiento para dejar la bebida

En Galicia, según los últimos datos del Sergas sobre consumo de drogas, hay unas cien mil personas que abusan del alcohol. La cifra se duplica si se hace caso de la referencia epidemiológica que manejan algunos expertos y que calcula que en torno al 7% de la población tiene problemas con la bebida. En cualquier caso, anualmente acuden en Galicia unas tres mil personas a una primera consulta para abandonar el alcohol, un porcentaje mínimo, incluso para las estimaciones más conservadoras en torno a la gravedad del problema.

«Probablemente la atención no alcance ni siquiera al 10% de la población que tiene problemas con el alcohol», admite el catedrático de la USC Elisardo Becoña, quien constata que la penetración social y cultural del alcohol dificulta la percepción de los problemas del adicto: «Pasa más desapercibido, no asume su dependencia y piensa que no es tan grave».

La percepción, con todo, ha ido cambiando y las estadísticas de consumo se han reducido hasta tres veces en una década: «Es un fenómeno común en todo el sur de Europa. Globalmente se bebe menos, aunque hay una minoría que, históricamente, nunca consumió tanto alcohol». La caída del consumo no ha paliado el problema y, de hecho, la demanda de pacientes crece cada año.

Con la reforma del Plan Gallego sobre Drogas en el horizonte, la atención a los alcohólicos está actualmente repartida entre los recursos públicos y los privados. Varias asociaciones sostenidas con fondos públicos atienden a los pacientes en distintos puntos del país, con un coste aproximado de un millón de euros. En otros son los propios concellos o el sistema sanitario los que han asumido esta tarea. Con todo, en Galicia no existe todavía ninguna comunidad terapéutica de carácter público para el tratamiento específico del alcoholismo, una carencia que lamentan los colectivos de ayuda. «No todos la necesitan, pero algunos sí», admite Manuel Lage, psicólogo de la unidad asistencial de A Coruña.

Parientes pobres

Un paciente con problemas con el alcohol, ¿encontrará ayuda fácil, rápida y gratuitamente? «Sí -responde Lage-, aunque seguramente no al mismo nivel que quien padezca otras patologías adictivas, que disponen de más y mejores recursos». El alcohólico es, de los toxicómanos, el pariente pobre a pesar de que, como dice Elisardo Becoña: «En materia de drogas, el problema más importante que tenemos es, de largo, el alcohol».

Sagrario Pérez, directora xeral de Saúde Pública, admite el desfase: «Ningún otro problema sanitario requiere tanto apoyo como el que se presta a los toxicómanos. Con respecto al alcohol, es cierto que se acude menos a los tratamientos, porque aquí está muy introducido culturalmente».

La Xunta pretende modificar la estrategia preventiva, aunque la directora xeral prefiere no adelantar cómo: «Vamos a darnos el próximo año para reflexionar, dejar entrar aire fresco y que todo el mundo participe». De momento, está en fase de información la ley que impedirá, entre otras cosas, la venta de alcohol y su consumo en la calle para los menores. La norma apunta directamente al botellón, icono del nuevo patrón de consumo, y no solo entre los jóvenes: «No bebo cuando voy a trabajar -explica Manuel Lage-y bebo cuando estoy fuera. Eso produce una asociación psicológica muy fuerte, que asocia la bebida con lo bueno. Así que, cuando desaparece la bebida, el individuo se queda solo con lo malo».

De ahí también que el problema se mantenga larvado: «Normalmente, solo piden ayuda aquellos que ya están muy deteriorados -señala Becoña- y tienen un problema muy grave». Sin saberlo, otros miles se ponen a la cola de la primera consulta.


Leer más...

Viviendo fuera de la botella

Las consecuencias del alcoholismo

Tres gallegos relatan su lucha diaria por la abstinencia, un camino pedregoso y normalmente incomprendido

Triki era una persona normal, con su empleo, su mujer y su hija; sus amigos y sus aficiones y su entorno socializado en mayor o menor medida por el alcohol. En un momento dado, a Triki (49 años) la situación se le fue de las manos: «Yo sabía que tenía un problema, que tenía que beber para alcanzar un estado normal». Pero no hacía nada por solucionarlo: «En tu entorno lo notas de forma descarada, sientes que todo lo haces mal, te olvidas de las cosas... y adquieres una gran capacidad para mentir. Incluso para mentirte a ti mismo».

Un día se dio cuenta de que en casa no le hablaban: «Mi mujer y mi hija comenzaron a hacerme el vacío, como si yo no existiera. Eso me ayudó mucho». La conspiración familiar llevó a Triki a pedir ayuda. Ahora lleva más de un año sin beber, con alguna recaidilla, como dice él. Pero se siente libre.

Dicho así, suena a final feliz. Pero la historia de Triki, Iago y María se escribe cada día, intentando poner una jornada más de distancia entre lo que fueron y lo que quieren ser. Un esfuerzo extra que no se acaba nunca.

-¿Cómo se ve dentro de dos años?

«Me veo en abstinencia, luchando por mi familia. Con una vida que me satisfaga; creciendo personalmente, culturalmente... haciendo cosas que me gustan». Iago tarda largos minutos en articular este discurso entre el pronóstico y el deseo. El mechero gira mil veces entre sus dedos mientras piensa qué quiere ser de mayor, aunque ya tiene 44 años: «Es que es una pregunta muy difícil».

«Historial bélico»

Iago lo sabe todo sobre el problema. Desde los catorce se acercó con voracidad a cualquier sustancia que le hiciera sentirse otro: copas, porros, pastillas, rayas y, por fin, la cúspide de la pirámide: el caballo. Con 21 años empezó también la rueda de las rehabilitaciones. Tratamientos ambulatorios, recaídas, desfases, más tratamientos... Con 28 ingresó en una comunidad terapéutica valenciana. Allí dejó la heroína y, poco después, empezó a beber de nuevo. Hace tres meses que ha salido de otra comunidad, «en abstinencia desde enero».

En todo este carrusel de 20 años, «historial bélico», como él le llama, Iago ha tenido la rara habilidad de conservar su trabajo y su familia. Y se le nota ya la distancia cuando refiere los peores episodios de aquellos años: «Hasta me caía por la calle. Una vez me desperté en la camilla de un hospital con una brecha en la cabeza y un ojo hinchado. Bah, auténticas barbaridades». Ahora sabe algo muy importante: «Si tú estás bien, todo está bien».

«En el bucle»

María (32 años) está también recién salida al mundo tras ocho meses en una comunidad terapéutica. De los tres, ella es la única que no conservó el trabajo. Pidió la baja para entrar en la comunidad y ahora está en el paro: «He estado trabajando toda mi vida. Necesitaba este tiempo para mí, para estar conmigo». Los excesos han respetado su belleza, pero las heridas se le notan en lo que dice: «Tienes la sensación de estar fallando constantemente. Se entiende mucho mejor al toxicómano porque, como hay gente que bebe y no tiene problemas, no pueden comprender que tú sí los tengas».

Y así ha estado los últimos años, «en el bucle», como ella lo llama, escondiendo botellas, pensando en la próxima copa: «Llega un momento en que todo te da igual. Al fin y al cabo eres un incordio para todo el mundo y piensas ¡qué más da!». La experiencia en la comunidad le ha servido para tomar realmente conciencia: «A plantearme las barbaridades que hice. Algunas incluso que ya no llegaré a recordar».

Como la lejía

Pese a que los años de embriaguez supusieron a la larga una condena de la que intentan recuperarse, no se engañan: «Lo echo de menos -dice Triki-. Me encanta el vino, su sabor y el efecto que produce. Pero sé que, para mí, es como si bebiera lejía. No la puedo tomar». Iago recuerda que lo pasó muy mal, pero también cuando lo pasó muy bien; «al principio», evoca, «aunque luego cambiaron las tornas». La tentación nunca está muy lejos.

Los tres se enfrentan ahora a las tóxicas fechas navideñas, a una incitación permanente al consumo de alcohol: «Para mí es más peligroso después. Estos días estás con las defensas altas, preparada -dice María-. El peligro viene cuando bajas la guardia». Triki dice que tiene preparado su cava sin alcohol, para celebrar con la familia, mientras Iago apunta que él se siente seguro: «He aprendido a disfrutar de las cosas sin tomar sustancias. La vida no puede girar en torno a la botella».

La parte común

Hay una parte común en los tres relatos: no hubieran sido capaces de salir sin el apoyo y la presión de sus familias; tampoco lo habrían conseguido sin el aislamiento que supuso el ingreso en una comunidad terapéutica que tuvieron que costearse: «Es necesario que se cree al menos una en Galicia que cuente con todas las garantías», insiste Iago. «El tratamiento ambulatorio no es suficiente», confirma Triki.

Y, pese a todo lo que han pasado, ninguno de los tres se considera un enfermo: «No creo que sea una enfermedad. Es una adicción», dice María. «Pensar que sufro una enfermedad es como admitir que no puedo hacer nada para solucionarlo. Y está claro que, cambiando tus hábitos, tus conductas, puedes salir adelante», concluye Iago. «Es una pena que hayan tenido que pasar estos 20 años para darme cuenta».


Leer más...

Nueva Ley del tabaco: con coste "cero"

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, considera que la reforma de la ley del tabaco que prepara su departamento tendrá un "coste cero" para los hosteleros, que solucionarán a la vez el problema de tener que ser ellos mismos los que decidan si permiten fumar o no en sus establecimientos.

En un encuentro informativo con Servimedia, Jiménez ha señalado que la reforma de la ley del tabaco cuenta con un apoyo social superior al 70% y que, "incluso hay sectores de la hostelería que están de acuerdo en reformar la norma, porque los situaría a todos en la misma posición", al no verse obligados a decidir si permiten o no consumir tabaco en sus locales.
"La norma es igual para todos y se les quita, en cierta manera, un problema de encima" (a los hosteleros)", afirmó Jiménez, quien subrayó, además, que tendrá "un coste económico cero".

Diferencias con la ley actual
Con la ley actual, los bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados pueden decidir si sus locales son o no libres de humos, mientras que los que superan esta medida tienen la posibilidad de prohibir fumar en su interior o de permitirlo, pero siempre en una zona perfectamente separada de otra en la que no se permita el tabaco.

Por este motivo, la ministra sostiene que con la reforma de la ley, que impedirá fumar en todos los lugares públicos cerrados, algunos hosteleros resolverán un problema.

La titular de Sanidad señaló también que le gustaría tener preparada su propuesta de reforma de la ley a principios del año que viene, pero insistió en que quiere hacerlo "con el máximo consenso" posible", por lo que continúa con la ronda de contactos con los distintos grupos y sectores que pueden verse afectados por la reforma.

En este sentido, indicó que al menos 25 sociedades se han pronunciado de manera contundente" a favor de reformar la ley, como lo han hecho también, según dijo, los sindicatos y la sociedad en general.

"Nadie entendería que tomáramos decisiones coordinadas e importantes para proteger a la gente sobre un nuevo virus como es el de la gripe A, y no tomáramos decisiones para proteger la salud contra el tabaquismo", concluyó.
Plan para reducir el consumo de alcohol entre menores
Además, Trinidad Jiménez ha asegurado que su ministerio está ultimando con padres y educadores un plan de acción multidisciplinar para aumentar la conciencia social sobre el problema “grave y complejo de resolver” que supone el consumo de alcohol entre menores.
Jiménez explicó que este proyecto se está elaborando, con el Plan Nacional Sobre Drogas, una estrategia que pretende, sobre todo, "aumentar la conciencia social del peligro que supone consumir alcohol por parte de los menores".
Se trata, prosiguió, de que la sociedad se conciencie más de que el consumo de alcohol por parte de los menores es un peligro para ellos, ya que causa problemas de convivencia, conducta y de absentismo escolar, entre otros muchos.

Para aumentar esta conciencia social, señaló la ministra, "es fundamental la complicidad con las familias, que tienen también que adquirir conciencia de la gravedad de la situación".

La titular de Sanidad dijo, en este sentido, que es también muy importante contar con el apoyo del ámbito educativo, por lo que, recordó, ha mantenido ya algunas reuniones con el ministro del ramo, Ángel Gabilondo.
Asimismo, este plan, que está terminando de preparar Sanidad, contará con el apoyo de Internet y de las redes sociales, ámbitos muy visitados por los menores.


Leer más...

Secuenciados los genomas del cáncer de pulmón y del melanoma

Los genomas de dos tipos de cáncer, un melanoma maligno y un cáncer de pulmón, han sido secuenciados en lo que constituye el primer análisis comprensivo de genomas cancerígenos. Ambos estudios, publicados en el último número de la revista «Nature», parten de las causas conocidas de esos tipos de cáncer -la exposición a radiaciones ultravioletas y el humo de los cigarrillos, respectivamente- y permiten comprender mejor la relación entre los mecanismos de mutación y reparación del ADN durante el progreso de la enfermedad.

Las dos investigaciones, realizadas por el Wellcome Trust Sanger Institute, utilizan nuevas tecnologías para descodificar el genoma del tejido de ambos tumores y de tejido normal del pulmón con cáncer y de una paciente con melanoma maligno. Al comparar la secuencia del genoma del cáncer y del tejido sano se puede establecer los cambios en el organismo. Todas las células del cáncer llevan mutaciones genéticas que se acumulan a medida que la célula avanza en la enfermedad.

En el primer estudio, el profesor Mike Stratton y el resto del equipo de investigadores logra secuenciar una línea de células de melanoma originalmente derivada de un tumor, padecido por un hombre de 43 años. Muchas de las mutaciones identificadas ofrecen rastros de daño en el ADN ocurrido como consecuencia de exposición a la luz ultravioleta, que es un conocido factor de riesgo en el melanoma.

15 cigarros, una mutación
En el segundo estudio se secuencia el genoma de una línea de células de cáncer de pulmón. En él, profesor Statton y los demás investigadores encuentran las mutaciones características de carcinógenos presentes en el humo del tabaco y que se sabe que operan mutaciones en el ADN. El número de mutaciones halladas sugieren que un fumador típico adquiere una mutación por cada 15 cigarrillos consumidos.

En ambas investigaciones se han hallado evidencias de que han intervenido procesos reparadores de ADN celular, aunque finalmente no han sido completados con éxito. También ofrecen información sobre las causas de la formación del tumor, cómo el entorno puede marcar la progresión del cáncer y los procesos que intentan limitar el daño.

«Casi diez años después de la primera secuencia de genoma humano todavía tenemos mucho que hacer con los paisajes desbaratados de los genomas del cáncer», explica el doctor Peter Campbell, del Wellcome Trust Sanger Institute. Al identificar todos los genes de cáncer seremos capaces de desarrollar nuevos medicamentos que se dirijan a los genes mutados y determinar qué pacientes se beneficiarán de los nuevos tratamientos».



Leer más...

Cada 15 pitillos aparece una mutación en el genoma del fumador

Las huellas del tabaco y de la luz ultravioleta, en forma de miles de mutaciones, se han encontrado claramente en los primeros genomas completos del cáncer de pulmón y del cáncer de piel, respectivamente, que se acaban de presentar. El número de mutaciones encontradas en el cáncer de pulmón indica que el fumador adquiere una cada 15 cigarrillos fumados, aproximadamente.

Todos los cánceres están causados por mutaciones en el ADN de las células que se vuelven cancerosas, que se van adquiriendo a lo largo de la vida. Los estudios, que publica la revista Nature, revelan por primera vez prácticamente todas las mutaciones correspondientes a cada uno de los dos cánceres estudiados, así como los esfuerzos del organismo para repararlas y evitar la progresión hacia el cáncer sintomático.

En el genoma del cáncer de pulmón estudiado, correspondiente a una célula de la metástasis en la médula ósea de un varón de 55 años, se han hallado más de 22.000 mutaciones, mientras que en el del melanoma maligno, procedente de un varón de 43 años, el número de mutaciones es de más de 33.000.

"Éstos son los dos cánceres más importantes en el mundo desarrollado cuya causa principal conocemos", explica Mike Stratton, del Proyecto Genoma del Cáncer del Instituto Sanger de Wellcome Trust, institución que ha dirigido ambos estudios. "Para el cáncer de pulmón es el humo del cigarrillo, y para el melanoma maligno es la exposición a la luz del sol". La acumulación de mutaciones no da lugar automáticamente a un cáncer y todavía falta saber cuáles son las decisivas.


Leer más...

Alcohol y obesidad, dos grandes aliados del cáncer de mama

Tomar más de tres copas a la semana aumenta un 30% el riesgo de recaídas

El exceso de peso también tiene un efecto negativo en la recuperación de estas pacientes

Han sido dos de los protagonistas del congreso de cáncer de mama que cada año por estas fechas se celebra en la localidad de San Antonio (EEUU). Sendas investigaciones han advertido del riesgo que supone para las pacientes con esta enfermedad tener sobrepeso y tomarse algunas copas de más.

Cada vez está más claro que ciertos malos hábitos de vida pueden empeorar el pronóstico de las mujeres con esta enfermedad; y aunque en el caso de la obesidad ya había algunos estudios previos que lo habían advertido, en el caso de las bebidas alcohólicas la relación no era tan evidente.

Para demostrarlo, un equipo de la división Kaiser Permanente (con sede en California, EEUU) evaluó a más de 1.800 mujeres que habían superado un cáncer de mama poco agresivo entre los años 1997 y 2000. Utilizando un cuestionario sobre sus hábitos con el alcohol, los investigadores observaron que aquellas que tomaban más de tres o cuatro bebidas alcohólicas a la semana tenían hasta un 30% mayor riesgo de recaídas.

Después de ocho años de seguimiento, el equipo dirigido por Marilyn Kwan observó que los efectos pernicioso del alcohol eran más evidentes en las mujeres postmenopáusicas o aquellas con sobrepeso; y se mantenía independientemente del tipo de bebida (aunque el vino era el que tomaban el 90% de las participantes; frente a los licores y la cerveza).

Obesidad y estrógenos
Precisamente la obesidad es la protagonista de otro de los estudios presentados en esta conferencia monográfica sobre cáncer de mama. Aunque ya se había observado en otras investigaciones, un seguimiento realizado a 54.000 mujeres durante 30 años ha confirmado que aquellas con un índice de masa corporal superior a 30 (lo normal oscila entre 20 y 25) tenían peor pronóstico que el resto.

Aunque no han ahondado en los mecanismos que pueden estar detrás de esta relación, Marianne Ewertz y sus colegas del grupo danés de cáncer de mama observaron que las mujeres obesas tenían peor respuesta al tratamiento y más riesgo de morir a causa de su enfermedad. Curiosamente, el índice de masa corporal no pareció ser un factor que influyese en las recaídas locales (en la misma mama).

Tampoco en el caso del alcohol los autores han indagado en los mecanismos biológicos que podrían explicar el peor pronóstico, aunque insisten en que las mujeres deben conocer estos datos para llevar una vida más sana que mejore su pronóstico tras el diagnóstico. "Es posible que la obesidad promueva la formación de estrógenos y la proliferación de células tumorales; y que, asimismo, el alcohol tenga una acción directa en el metabolismo de esta hormona femenina que puede promover el crecimiento de algunos cánceres de mama", conclute Kwan.


Leer más...

Un estudio advierte que el 86% de los padres de jóvenes que hacen botellón también beben alcohol

Según un trabajo de campo realizado por el psicólogo Ramón Couto en la coruñesa plaza del Humor, que fue templo del botellón hasta que el Ayuntamiento la declaró zona de especial protección, el 86% de los jóvenes que participan en estos encuentros confiesan que sus padres consumen alcohol. La permisividad ante el abuso de las sustancias etílicas «no se hereda, pero se contagia», advierte el especialista, que el lunes presentará en A Coruña su libro Los adolescentes y las drogas . «El niño, a lo largo de toda su infancia, se va impregnando y si sus padres fuman, beben, llegan tarde por la noche... lo acaban considerando normal».

En el capítulo sobre el botellón, Couto Turnes también recabó datos sobre la frecuencia en el consumo: el 69% de los botelloneros también beben entre semana y el 39% declaran necesitarlo para divertirse. La mayoría, el 64%, conocen sus efectos, saben que es una droga (68%) y la inmensa mayoría (70%) conocen también las alternativas al botellón, pero no le interesan.

Entre las conclusiones del experto, que atribuye a razones económicas, el nacimiento de estas reuniones en masa en espacios públicos, figura que, «no hay que combatir el botellón, sino el alcohol». «Si cierran la plaza del Humor o Méndez Núñez, se irán a Carral o A Laracha, pero seguirán bebiendo», de modo que aboga en su publicación por la educación, en casa, en el colegio y en la sociedad en general, como única vía para evitar los efectos nocivos del alcohol. «La policía, las publicaciones en el BOE, las campañas informando sobre el daño que provoca... no resuelven nada porque ellos no quieren escuchar eso».


Leer más...

Sanidad lucha contra los malos humos

La ministra de Sanidad ha anunciado su intención de endurecer la Ley Antitabaco a partir de 2010 mediante la prohibición de fumar en todos los espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes.

El Ministerio de Sanidad y Política Social prohibirá fumar en todos los espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes en 2010, aseguró ayer la ministra Trinidad Jiménez, quien destacó que existe un “grado de consenso bastante amplio”.

Para Jiménez, “el problema no es que se fume en lugares públicos, sino en lugares públicos cerrados”, y en este sentido descartó prohibir fumar en terrazas y plazas de toros. La ministra reconoció que las “conversaciones están muy avanzadas” y la posición es bastante mayoritaria en el seno del conjunto de grupos políticos.

“En la medida en que alcancemos consenso político, conseguiremos consenso social”, dijo y aseguró que la decisión “es muy fundada, puesto que está basada en la protección de la salud. Estamos culturalmente preparados para adoptarlo ya, y nos encontramos en esa fase final de la negociación”, remarcó.

Actualmente está permitido fumar en restaurantes y bares de menos de 100 metros cuadrados, que suponen el 80%, con lo que los efectos prácticos de la ley son muy limitados. Varios organismos, como la Organización Médica Colegial (OMC) y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), llevan tiempo pidiendo al Ministerio un endurecimiento de la normativa. De hecho, la OMC ha denunciado varias veces el “incumplimiento sistemático” de la legislación, por lo que ayer instó a los grupos parlamentarios a que apoyen esta reforma.

Por su parte, la Organización de consumidores y Usuarios (OCU) también aplaudió la decisión de Trinidad Jiménez, ya que este endurecimiento de la normativa actual protegerá la salud de los no fumadores. Además, la OCU solicitó a la ministra de Sanidad que “ponga ya sobre la mesa un borrador de texto legal y que abra un debate público”.

Pérdidas
Sin embargo, los hosteleros serán los más afectados por el cambio de la Ley Antitabaco. De hecho, las pérdidas podrían alcanzar los 33.300 millones de euros en 2010, según la Federación Española de Hostelería (FEHR), desde donde aseguran que “esta medida dramática dará la puntilla a los medianos y pequeños establecimientos que sobrevivan a la crisis”.

El adjunto al presidente de la FEHD, José Luis Guerra, explicó ayer que la crisis ya ha generado un 20% de pérdidas en el sector –que factura unos 111.000 millones de euros al año– y que en 2010 experimentará “una caída adicional del 10%” con la prohibición de fumar en todos los locales.

Estas pérdidas se sumarán al dinero invertido por los propietarios de locales con una superficie superior a 100 metros para que sus clientes pudieran fumar, en base a la actual normativa. “En conjunto, los empresarios del sector se gastaron entre más de 800 millones de euros en ajustar sus locales a la normativa, pero el Ministerio de Sanidad no les va a indemnizar”, apuntó Guerra.

Por una Europa sin humos antes de 2012
El tabaco sigue siendo la principal causa de muerte prematura y de enfermedad en la Unión Europea. Según cálculos de la UE, 79.000 adultos, entre los que se encontraban 19.000 no fumadores, murieron en la Europa de los Veinticinco en 2002 por exposición al humo de tabaco en el hogar (72.000) y en su lugar de trabajo (7.300). Por eso, La CE ha adoptado una propuesta en la que se pide a todos los Estados miembros que, a más tardar en 2012, introduzcan leyes para proteger a los ciudadanos de la exposición al humo de tabaco.

Actualmente, diez países de la UE tienen en vigor leyes antitabaco exhaustivas. Reino Unido e Irlanda cuentan con las disposiciones antitabaco más estrictas, con la prohibición total del fumar en los lugares públicos cerrados, transporte público y lugares de trabajo. Bulgaria seguirá sus pasos en 2010.

Además, según una reciente encuesta del Eurobarómetro, la popularidad de las políticas antitabaco ha crecido: el 77 % de los europeos está a favor de que los restaurantes estén libres de humo y el 61 % apoya que los bares y pubs también lo estén.


Leer más...

El PP apoya por fin la prohibición total de fumar en lugares públicos

• La exministra Ana Pastor pide que la nueva ley pague el tratamiento antitabaco

El apoyo político a la reforma de la ley antitabaco que prepara el Ministerio de Sanidad para prohibir fumar en todos los espacios públicos es casi total. Los portavoces de CiU, PNV, ERC e IU-ICV han mostrado su apoyo a la titular del departamento, Trinidad Jiménez, en la ronda de conversaciones que la ministra mantiene con los sectores afectados. El objetivo es que el texto esté listo en noviembre y la norma en vigor el primer trimestre del 2010.

También el PP es favorable a la reforma, aunque con dos condiciones, según Ana Pastor, responsable de políticas sociales: que cuente con el consenso y aval del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) y se incluyan en él los tratamientos (siempre bajo prescripción médica) a quienes deseen dejar de fumar.

«La gente no puede seguir recibiendo el humo de forma pasiva, pero la futura ley debe venir con el respaldo unánime de los consejeros de todas las comunidades autónomas. Hay que trabajar para que la gente no fume y no permitir la venta de tabaco donde no se fuma», manifiesta Pastor. La exministra de Sanidad apunta que en la falta de consenso de las autonomías ha radicado el incumplimiento de la ley actual.

NI EN BARAJAS / Los responsables de salud pública del ministerio trabajan en un proyecto que «sin
excepciones ni moratorias» sacará de una vez por todas el tabaco de bares, restaurantes, locales de
ocio y espacios públicos. Toman como base una reciente reunión de la comisión de salud pública, en la
que están representadas todas las comunidades autónomas y en la que todos los técnicos estuvieron de
acuerdo.

La norma prevé acabar con las llamadas «zonas de fumadores» o quioscos acristalados en el interior de los aeropuertos de Barajas y Málaga, únicos de España, donde todavía se puede encender un pitillo. La venta de tabaco en los bares de manera temporal, no más allá de dos años, sería la única concesión, todavía en estudio, según la Unión de Profesionales y Trabajadores (Autónomos UPTA), que hace unos días pasó por el despacho de Jiménez.

HOSTELEROS DIVIDIDOS / Sebastián Reyna, secretario general de esta entidad, próxima a UGT, asegura que la venta de cigarrillos sopone unos ingresos medios de 400 euros para los bares de menos de 100 metros cuadrados. «Desde el punto de vista de la salud pública –dice Reyna– no tenemos nada que decir. Además la Unión Europea ha fijado el 2011 como máximo para homologar estas leyes. Pero pedimos que se retrase su entrada en vigor para que los dueños de los bares se adapten mentalmente, se vayan haciendo a la idea».

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), mayoritaria en el sector, se muestra claramente en contra de la reforma y demanda una moratoria de al menos cinco años. «No es el momento. La facturación en hostelería ha caído un 30%. Su aplicación provocaría destrucción de empleo, sería la ruina. Los no fumadores tienen locales donde ir», defiende su presidente, Lorenzo Amor.

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) apoya sin reservas el proyecto. Su portavoz, Rodrigo Córdoba, comparte las matizaciones del PP, pero sospecha que la condición de que los tratamientos se incluyan dentro de las prestaciones del SNS puede ser un escollo para que salga adelante el proyecto. Ni el Gobierno ni las autonomías parecen dispuestos a hacer este desembolso, a pesar de que en la última reunción de la comisión nacional todas las comunidades estaban de acuerdo.


Leer más...

Sanidad prohibirá fumar en bares y restaurantes en 2010

El Ministerio de Sanidad y Política Social prohibirá fumar en espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes en 2010, según ha asegurado hoy la ministra Trinidad Jiménez, que ha destacado que existe un "grado de consenso bastante amplio" sobre esta decisión.

En declaraciones a la dario 'Rac1' recogidas por Europa Press, Jiménez ha señalado que "el problema no es que se fume en lugares públicos, sino en lugares públicos cerrados", por lo que ha descartado prohibir fumar en terrazas y plazas de toros.

La ministra ha subrayado que las "conversaciones están muy avanzadas" y la posición es bastante mayoritaria en el seno del conjunto de grupos políticos.

"En la medida en que consigamos consenso político, conseguiremos consenso social", ha explicado, para añadir que la decisión "es muy fundada", puesto que está basada en la "protección de la salud".

"Estamos culturalmente preparados para adoptarlo ya, y estamos en esa fase final de la negociación", ha indicado.

Coste
La nueva ley antitabaco llega en el peor momento posible para el sector de la restauración, que calcula que la nueva normativa puede tener un coste de unos 1.200 millones de euros.

Las pérdidas medias, según las estimaciones de las distintas patronales, alcanzarán los 30.000 euros por establecimiento. A esta cantidad habría que sumar las inversiones realizadas por los restaurantes hace sólo tres años para aclimatar los locales a la ley actual.

La normativa vigente impone a los establecimientos con más de 100 metros -40.000 en España- aislar totalmente los espacios con humo o, por el contrario, vetar la entrada al local de los fumadores.

Antitabaco
Pero la nueva ley antitabaco no afectará sólo a los lugares de ocio. En el último borrador de Real Decreto presentado por Sanidad que regula el etiquetado de los productos del tabaco, se plantea que el espacio disponible para las marcas se reduzca.

Además, de recortar todo lo posible el espacio para la marca, Sanidad pretende que en las cajetillas de cigarrillos aparezcan 14 advertencias contra el consumo del tabaco, todas con fotografías a excepción de una con un mensaje del ministerio:"Elige libertad, nosotros te ayudaremos. Ayuda para dejar de fumar"


Leer más...

«Cigarrón» de 33.000 millones Sanidad insistió ayer en que endurecerá la ley del tabaco desde 2010 _ Los hosteleros se levantan y dicen que dejarán de

Nuevo frente abierto por el Gobierno. Esta vez con un asunto recurrente en los últimos tiempos: el endurecimiento de la ley del tabaco desde 2010, a la vuelta de la esquina. Los hosteleros ponen el grito en el cielo y aseguran que la medida no podría llegar en peor momento para su viabilidad.

A primera hora de la mañana, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, estrechaba todavía más el cerco contra los fumadores. A partir de 2010 prohibirá fumar en espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes. Y destacó que existe un «grado de consenso bastante amplio». Jiménez señaló que el problema «no es que se fume en lugares públicos, sino en lugares públicos cerrados». En este sentido, descartó prohibir fumar en terrazas y plaza de toros. La ministra afirmó que las «conversaciones están muy avanzadas» y la posición es bastante mayoritaria en el seno del conjunto de grupos políticos.

«En la medida que consigamos consenso político, conseguiremos consenso social», añadió, asegurando que la decisión es «muy fundada», ya que se basa en la «protección de la salud». «Estamos culturalmente preparados para adoptarlo ya, y estamos en esa fase final de la negociación», concluyó.

La reacción de los hosteleros españoles no se hizo esperar: podrían perder unos 33.000 millones de euros en 2010 con el endurecimiento de la citada ley, según la Federación Española de Hostelería (FEHR), desde donde aseguran que esta medida «dramática» dará «la puntilla» a los medianos y pequeños establecimientos.

Estas pérdidas se sumarán al dinero invertido por los propietarios de locales con una superficie superior a 100 metros para que sus clientes pudieran fumar, en base a la actual normativa.

Botellones de tabaco
La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) precisaron que el coste de la medida sería de unos 300 euros al mes por comercio y el Club de Fumadores por la Tolerancia mostró su «total oposición», ya que «va a fomentar el cigarrón» o botellones de tabaco donde «la gente se agolpe en las puertas de los bares, con tabaco y copas en mano». Así lo anunció ayer Javier Blanco, portavoz de esta institución que aglutina a más de 100.000 socios en España, quien explica que este fenómeno ya da en París o el sur de Italia.


Leer más...

Sanidad ultima la reforma para prohibir el tabaco en todo lugar público cerrado

La futura ley incluirá la prohibición de fumar en todos los sitios públicos cerrados. -Estará permitido en terrazas, campos de fútbol y plazas de toros

El día en que no se pueda fumar en ningún bar, restaurante o discoteca está cada vez más cerca. La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, declaró ayer que la ley se endurecerá en 2010. Las conversaciones con los grupos políticos y con el sector de la hostelería ya están "muy avanzadas". Hay un "consenso amplio", y la sociedad está madura para una nueva ley más restrictiva dijo Jiménez en una entrevista en la emisora Rac-1. La titular de Sanidad aseguró que la negociación ya está en la fase final. Y es que, Sanidad pretende que la norma esté lista "lo antes posible". Probablemente, en el primer semestre de 2010, coincidiendo con la presidencia española de la UE.

La OCU defiende el endurecimiento de la ley antitabaco Repunta el consumo de tabaco en España, según el INE

Cada vez se perfila de una forma más clara la futura ley. Ésta incluirá la prohibición de fumar en todos los sitios públicos cerrados. Es decir, los fumadores aún se podrán encenderse un pitillo en terrazas, campos de fútbol abiertos o plazas de toros. Uno de los puntos más polémicos de la norma, el que prohibiría la venta de tabaco en todos los locales de ocio, aún no está claro. El ministerio y el sector de la hostelería no han logrado acercar posiciones.

Sanidad, con una de sus últimas encuestas en la mano, sostiene que el 70% de los españoles están a favor de endurecer la norma para que no se pueda fumar en ningún local de ocio cerrado. Los hosteleros, sin embargo, no están tan de acuerdo. Este sector vaticina que, en contra de lo que ha pasado en otros países como Irlanda o Italia, la particular forma de vida española hace que la prohibición de fumar les resulte más lesiva. Calculan que la nueva normativa les ocasionaría pérdidas de unos 11.000 millones de euros en 2010.

Organizaciones como la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) sostienen que la futura ley unida a la crisis causará grandes pérdidas a la industria. Algunas organizaciones y sindicatos reclaman incluso subvenciones a Sanidad. Algo que el ministerio, de momento, descarta. Actualmente sólo 40.000 de los más de 350.000 locales de ocio que hay en España son libres de humo o tienen espacios para no fumadores.


Leer más...

jueves, 17 de diciembre de 2009

Criar adolescentes libres de drogas

El psicólogo gallego Ramón Couto lanza una guía para padres, a los que aconseja educar y controlar a los pequeños para evitar que consuman alguna sustancia ilegal.

Orientación, cariño y cierta dosis de control. Esta es la receta que el psicólogo gallego Ramón Couto da a los padres de adolescentes para evitar que caigan en el mundo de las drogas. Con más de 30 años de experiencia al frente de terapias con jóvenes, Couto publica ahora la obra Los adolescentes y las drogas -que se presentará en A Coruña el próximo lunes- con el que pretende hacer de guía a las familias para afrontar un problema cada vez más común.

En plena era de internet y cuando las charlas sobre prevención de drogas en los institutos ya son algo frecuente, Couto asegura que lo que prima en los chicos sigue siendo la desinformación. "Tienen muchos datos a su alcance pero no les interesan. Saben que el alcohol y las drogas son malas pero les da igual", sostiene. La solución, según este experto, pasa por la unión de fuerzas entre padres y profesores. "Lo primero es crear valores en la familia, algo que se está perdiendo porque los padres tienen miedo a enfrentarse a sus hijos y quieren ser sus amigos. Un error", señala Couto y añade: "Lo mismo ocurre en la escuela, los profesores creen que sólo van a enseñar pero también tienen que educar. Unos y otros son un referente para los adolescentes".

La primera labor de los padres es prevenir y para ello, este psicólogo gallego aboga por controlar lo que hacen. "No se trata de saber qué están haciendo en cada momento pero sí quienes son sus amigos, lo que ven en el ordenador, saber si faltan o no al colegio", indica. "Hay algo básico como tener el teléfono de los amigos que casi ningún padre hace", añade. Además, hay patrones que se deben introducir desde la infancia. "Los niños a los que desde pequeños se les inculca el rechazo a las drogas, inconscientemente no tendrán problemas con ellas. No hay que olvidar que somos lo que fuimos durante nuestra niñez", señala Couto.

Para poner cara a cómo algunos padres se despreocupan de sus hijos, la guía Los adolescentes y la droga dedica un apartado al botellón, en el que revela que el 80% de las familias son conscientes de esta práctica pero no hacen nada por evitarlo. "Lo ven como algo pasajero y no quieren discutir con sus hijos por esto", indica Couto, quien considera que el verdadero problema es el alcohol y no el botellón.

Pese a todo, este psicólogo gallego recomienda a todos los padres de adolescentes tener los "ojos muy abiertos" ante cualquier sospecha de que los hijos consumen algún estupefaciente. Los cambios de amistades o en la actitud con la familia son la clave. "Si de repente se produce cierto aislamiento, el menor ya no deja que entremos en su habitación o que veamos sus cosas como antes debemos analizar qué está ocurriendo", sostiene Ramón Couto.

Para quienes no llegan a tiempo y detectan el problema cuando sus hijos ya llevan meses consumiendo marihuana, cocaína o cualquier otra droga, los expertos piden no perder la calma. "De nada sirve alterarse, discutir con el chico o gritar. Hay que recurrir a un experto para saber afrontar la situación y ver el origen del problema que suele estar en el hijo pero también en nuestra falta de control", señala este psicólogo. De la mano de un experto, las familias iniciarán un plan junto a los hijos para que dejen el consumo de drogas. La clave del éxito está en la confianza pero no en creer a pies juntillas a los adolescentes. "Si nos dice que lo va a dejar no se le puede creer porque no tienen voluntad. Hay que confiar en ellos pero sin dejar de vigilarlos hasta que sepamos que no lo van a hacer", indica Couto.


Leer más...

Fumar 15 cigarros causa una de las 23.000 mutaciones del cáncer

Estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas, en colaboración con el Proyecto Genoma del Cáncer de Reino Unido

Los científicos cada vez conocen mejor a uno de los peores enemigos del hombre, el cáncer. Nuevas técnicas de secuenciación de ADN permiten un análisis más cercano y ayudan a comprender los mecanismos implicados en la aparición de tumores, antes indescifrables.

Es el caso del estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas, en colaboración con el Proyecto Genoma del Cáncer de Reino Unido, que ha descubierto cómo los 60 carninógenos –sustancias potencial pero no necesariamente cancerígenas– presentes en el humo del tabaco interactúan para modificar el ADN del tejido pulmonar. Estas mutaciones están directamente implicadas en la aparición del cáncer, publica «Nature».

Comparando tejido sano y enfermo de un mismo paciente, los científicos identificaron 23.000 mutaciones y llegaron a la conclusión de que cada una de ellas es consecuencia de haber fumado 15 cigarrillos. Contrastarlas con tumores de pacientes no fumadores permitirá a los investigadores determinar los efectos del tabaco.

También descubrieron que los dos mecanismos naturales que las células utilizan para combatir el tumor se desbordan cuando las mutaciones alcanzan un límite


Leer más...

Especialistas en cáncer de pulmón apoyan el endurecimiento de la ley antitabaco

Oncólogos, expertos en cirugía torácica y radioterapeutas apoyan al Gobierno en la prohibición de fumar en espacios públicos

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), formado por médicos oncólogos, especialistas en cirugía torácica, radioterapeutas e investigadores, manifiesta su respaldo al Gobierno por el endurecimiento de la ley antitabaco para prohibir fumar en espacios públicos a partir de 2010.

El GECP ha recordado en un comunicado que cada año mueren en España 54.000 personas a causa del tabaco y que el 90% de los nuevos casos de cáncer de pulmón se detecta en personas fumadoras.

"Cuanto antes se empieza a fumar, mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón. Por eso es necesario reducir el tabaquismo en nuestra sociedad", ha señalado el secretario del GECP y jefe de oncología del Hospital General de Alicante, el doctor Bartomeu Massuti.

Según los expertos del GECP, una persona que fume una media de 25 cigarrillos diarios aumenta en un 13% las posibilidades de morir por cáncer de pulmón antes de cumplir los 75 años.

Más de 6.000 personas mueren anualmente por inhalar humo ambiental producido por otros fumadores, por lo que los oncólogos de este Grupo también han hecho hincapié en el perjuicio del tabaco para los fumadores pasivos, incluidos niños, que pueden inhalar hasta cinco veces más cantidad de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono que el propio fumador.

Por otra parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública destaca en una nota que el tabaquismo es una de las causas más importantes de mortalidad en nuestro país y que la actual legislación sobre el tabaquismo en los establecimientos hosteleros produce que la mayoría de los no fumadores estén sometidos al humo del tabaco.

Esta federación ha calificado de "muy positivo" que se apruebe una nueva legislación que convierta a todos los locales cerrados de uso público en locales exentos del humo del tabaco.


Leer más...