lunes, 30 de noviembre de 2009

Un proyecto de la UE y el CSIC estudia los restos de drogas encontrados en el Ebro

El río Ebro lleva 620 kilos de cocaína y 430 kilos de otras sustancias que cada año llegan a sus aguas tras ser consumidas.

Así lo determina un mapa que ha sido realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas para un proyecto de la UE.


A través del estudio, tomando muestras en siete puntos distintos de la cuenca del Ebro, se revela que los núcleos urbanos –con Zaragoza en cabeza en este caso- son las zonas de mayor consumo. Asimismo, el estudio revela que el consumo de estas sustancias se duplica los fines de semana respecto de los días laborables.

Las mediciones se ubicaron en depuradoras y buscaron los residuos que cada droga genera en la orina humana tras su consumo. Así, se puede calcular el consumo de sustancias ilegales, la más común de las cuales en la zona estudiada es la cocaína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada