martes, 10 de noviembre de 2009

Alcohol y drogas, de atenuantes a agravantes

De aprobarse la reforma los agresores con sentencia firme también perderían la custodia de los hijo

La ley de Violencia de Género ha frenado las agresiones, pero sigue presentando fallos y aspectos por mejorar.

De momento que un sospechoso alegase haber tomado drogas servía de atenuante, pero ahora se pretende dar a la violencia de género el mismo tratamiento que a los delitos de tráfico para que los efectos del alcohol y de las drogas se consideren una agravante especifica. Es una de las novedades de este informe que aprobara la Subcomisión parlamentaria que ha estudiado en el último año como corregir los fallos de la ley.

Sorprendentemente ahora mismo la embriaguez actúa como atenuante o eximente para los maltratadores de manera que puede ver rebajada la pena. Por lo demás, el documento exige también que en caso de condena firme los agresores pierdan la custodia de los hijos y el régimen de visitas; que se regulen por ley los puntos de encuentro; que no se reconozca el Síndrome de Alineación Parental y que la orden de protección se haga extensiva a los menores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada