domingo, 1 de noviembre de 2009

Baja por primera vez el consumo de la cocaína y el cannabis en España

Sin embargo, el Gobierno expresa su preocupación por el aumento que se ha registrado en el consumo de alcohol por parte de los jóvenes durante los fines de semana.
La tendencia creciente en el consumo de cocaína y cannabis que existía en España desde los años 80 se "ha quebrado por primera vez", según la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya.

Moya, sin embargo, ha expresado su preocupación por el aumento que se ha registrado en la ingesta de alcohol por parte de los jóvenes los fines de semana, tras la inauguración en la capital grancanaria del XIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Toxicomanías (SET),cuyo presidente, Carlos Pérez de los Cobos, ha señalado que en época de crisis desciende el consumo de drogas.

Según Moya, el consumo de cocaína en la población juvenil se ha situado en cifras similares a las de 1998.

Moya además ha calificado de "alentadores" los datos de la última encuesta escolar efectuada a jóvenes de entre 14 y 18 años, pues refleja un descenso en los consumos de las sustancias ilegales más frecuentes, la cocaína y el cannabis, aumenta la percepción de riesgo frente al consumo y disminuye la accesibilidad a las drogas.

Para Moya, estos datos reflejan que las políticas aplicadas en los últimos años "parece que van por buen camino", aunque ha subrayado que no por ello se puede "bajar la guardia".

La delegada del Plan Nacional sobre Drogas ha insistido en el aumento del consumo de alcohol por los jóvenes los fines de semana en las fiestas y los "botellones" callejeros, pese a que su ingesta en general se ha reducido en dos puntos en relación al año anterior.

Moya ha señalado que el 49 por ciento de los jóvenes que bebe alcohol los fines de semana se emborracha, según la encuesta del último mes efectuada en las inmediaciones de los centros escolares e institutos, que refleja un aumento de cinco puntos en el consumo intensivo con respecto a la última encuesta de 2006.

Por ello, ha subrayado que es necesario "profundizar" sobre el consumo de alcohol en los más jóvenes, porque es donde empieza el peligro de adicciones futuras, porque se tiene una percepción falsa sobre este hábito, pues se cree que "consumir así no va a tener implicaciones", y porque el consumo de drogas en menores de edad incide más en la salud y en los aspectos sociales.

El presidente de la SET ha manifestado que en época de crisis los consumos se reducen, y que también inciden en su descenso el aumento de los precios del alcohol y el tabaco, pese a que la gente crea lo contrario.

Pérez de los Cobos ha hecho hincapié en la reducción que se ha producido en el consumo de heroína en España, que en los años ochenta era "impresionante", y ha atribuido este descenso a la alarma generada por el daño causado en la población adicta.

Por otra parte, Pérez de los Cobos se ha referido a la vacuna contra la cocaína y ha dicho que es un "futurible" que aún no tiene una aplicación práctica.

Ha expresado su preocupación porque esta vacuna pueda crear expectativas a los pacientes, pues "no es aplicable", ha insistido.

El presidente de la SET ha señalado que las drogas que más se consumen son las legales, es decir, el alcohol y el tabaco, y de las ilegales, el cannabis y la cocaína, y que eta última, pese al descenso que se ha registrado, es la que mayor demanda de atención presenta en los centros asistenciales.

Por otra parte, Moya ha asegurado que, pese a los recortes presupuestarios, su departamento hará un esfuerzo para mantener el mismo presupuesto que el pasado año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada