lunes, 2 de noviembre de 2009

Sanidad prevé tener lista la reforma de la Ley Antitabaco en enero de 2010

El Ministerio de Sanidad y Política Social prevé presentar en enero de 2010 la reforma de la Ley Antitabaco por la que se prohibirá fumar en todos los locales públicos, en coincidencia con la presidencia española de la Unión Europea.

Así lo ha adelantado hoy la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien ha informado además de que su departamento está "considerando la posibilidad" de permitir que se pueda seguir vendiendo tabaco en bares, cafeterías y restaurantes.

La Ley vigente prohíbe las maquinas expendedoras en los establecimientos que no hayan adaptado sus instalaciones, pero Sanidad está estudiando autorizar la venta de cajetillas en todos ellos porque eso les permitiría "un margen de beneficio económico".

Jiménez quiere abordar estas novedades "cuanto antes", una vez que se alcance un "consenso amplio" con todos los grupos políticos y agentes sociales que, de un modo u otro, puedan verse afectados por el endurecimiento de la normativa.

La medida supondrá un "coste cero" para el sector hostelero, ha sentenciado la ministra, tras aclarar que de los 350.000 establecimientos que deberían haber habilitado espacio para fumadores y no fumadores, menos del 1 por ciento lo han hecho.

La titular de Sanidad ha reforzado su teoría con los estudios ya realizados en países que han asumido esta medida, tales como Reino Unido, Holanda, Italia y Francia.

En ellos se corrobora que no ha supuesto "ningún tipo de coste" para el sector sino "más bien al contrario", porque mucha gente que se negaba a compartir su ocio con el humo ha decidido volver a disfrutar de bares y restaurantes.

Jiménez ha recalcado que el objetivo del endurecimiento de la Ley no es otro que preservar "la salud de todos", incluidos los trabajadores de la hostelería que, actualmente, se ven obligados a ser fumadores pasivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada