lunes, 2 de noviembre de 2009

"Nadie se atreve a limitar el alcohol por puro negocio"

Ignacio Calderón lleva 17 años al frente de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD). Se ha convertido en uno de los mejores conocedores de la problemática juvenil y el consumo drogas. Por ello, ahora pide reflexión al Gobierno. Asegura que lejos ha quedado la “era de la heroína” y, por eso, recalca que es necesario cambiar una políticas “anti-drogas” que han quedado anticuadas.

-Si fuera ministro de Sanidad, su primer paso sería “anti-drogas”...

-Abrir el diálogo entre las CC AA y la sociedad civil para tener la máxima coordinación.Hay que tener en cuenta que los problemas que generan las drogas ya no sólo son sanitarios.Tienen mucho que ver con el fracaso escolar, la violencia machista y los accidentes.

- Ha criticado duramente las políticas del Gobierno.

-No valen soluciones antiguas para problemas nuevos. Hoy en día las drogas se han convertido en productos normalizados. No se puede pretender el consumo cero.

-Muchos opinan que ha sucumbido a la resignación
-Es que no se trata de hacer una Guerra Santa contra algo que no vamos a quitar de nuestras vidas. Y menos, el alcohol.

-Pero cada fin de semana aumentan los ‘atracones’ de alcohol...

-Más del 60% de los jóvenes bebe los fines de semana por diversión. Noches interminables en donde las drogas están ahí como elementos de acompañamiento. Se ha adoptado la dieta nórdica. Aumentan las borracheras y se consume de forma violenta. No hay fiesta sin sustancias.

-¿”Controlan” los jóvenes?

-El problema es que los jóvenes han descubierto los beneficios de las drogas: dicen que se divierten mucho, se desinhiben y ligan más. Su discurso es el siguiente: “Ya me encargo yo de manejar los riesgos, porque yo controlo”.

- ¿Cree que Jiménez debería trabajar en una ley anti-botellón?
El botellón es un fenómeno cultural. Sin ser drásticos, deberíamos revisar las leyes municipales, las normas que prohíben el consumo en la calle y las sanciones que se ponen. Sobre todo, teniendo en cuenta que el 90% de los jóvenes afirma haber consumido el alcohol antes de los 18.

- Sin embargo, no ha habido debate para prohibir fumar en todos los espacios públicos...

-En el tabaco ha aparecido la figura del fumador pasivo, que es la que ha salvado al Gobierno. También hay que tener en cuenta que el Gobierno ha dado este paso porque no se trata de una sustancia que produzca nuestro país.

-El alcohol, en cambio, sí se produce.

-Hubo un intento de hacer una ley de protección al menor en relación al alcohol y no ha salido. Hay una economía enormemente importante detrás de todo esto. Muchas CC AA productoras de vino tiemblan sólo de pensar que se podría hacer un proceso de limitación.

- ¿Cree que no interesa controlar el consumo?

-Esto pasa también en los países productores de cannabis. Es muy fácil hacer frases heroicas, pensar en bombardear todos los cultivos y “muerto el perro se acabó la rabia”. Pero mucha gente vive de eso. Una parte de nuestro país tiene una gran dependencia con el negocio del alcohol y esto siempre se contempla de cara a elaborar una medida limitativa.

- Después de que EE UU legalizara el cannabis para uso terapéutico, vuelve el debate.

-Un 20% de jóvenes es fumador habitual de marihuana. Hay un debate sobre la legalización que está encima de la mesa, y cuanto más ineficaces seamos para prevenir su consumo más estará. Las sustancias más consumidas son las legales. Por lo tanto, experimentos con gaseosa, los justos.

-Cataluña prohíbe el 2x1. ¿Qué le parece?

-Nadie se había atrevido hasta ahora a meter mano a los locales por el negocio que genera. Yo planteé que las salas se cerraran a una hora más considerable. Pero los negocios se echarían encima. Y un chico que sale hasta las nueve de la mañana, sólo tiene una forma de aguantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada