domingo, 1 de noviembre de 2009

La financiación de las asociaciones para la atención de drogodependientes disminuirá un 25% en 2010

La financiación económica de las asociaciones de atención de drogodependientes de Canarias podría reducirse en un 25 por ciento para el próximo año, anunciaron hoy en rueda de prensa los presidentes de La Asociación de Cooperación Juvenil San Miguel Adicciones y la Asociación Norte de Tenerife de Atención a las Drogodependencias (ANTAD).

Representantes de estas dos asociaciones informaron de que, según les ha anunciado el director general de Atención a las Drogodependencias del Gobierno canario, Fernando Gómez, estiman una reducción de sus presupuestos del 25 al 30 por ciento para 2010.

Este recorte se traduciría en 3.000.000 de euros menos de financiación en relación a 2009 para toda la Red de Atención a las Drogodependencias de Canarias, a la que pertenecen ambas entidades.

Representantes de ambas asociaciones, que señalaron que a mediados de este mes conocerán el "porcentaje definitivo" de estas reducciones, indicaron que ya se han reunido con la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós; el presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro, y los grupos parlamentarios, para exponerles la consecuencias que estos recortes tendrían sobre los servicios de atención a drogodependientes.

Los presidentes de estos dos centros, quienes subrayaron que en 2009 contaron con los mismos presupuestos que en el ejercicio anterior, coincidieron al señalar que esta cantidad es "insostenible" e "inviable" para mantener el nivel y la calidad de asistencia ofrecida a los pacientes, unos 1.500 al día entre ambas organizaciones.

"Son recursos que cuentan con un grado de apertura de muchas horas y necesitan dinero para mantenerse abiertos", señaló Penélope Javaloyes, gerente de la Asociación San Miguel, quien apuntó que ANTAD gestiona la única comunidad terapéutica gratuita en Tenerife y la Asociación de San Miguel el único centro de día para drogodependientes de la isla.

Javaloyes afirmó que si esta reducción finalmente se mantiene se verían obligados a cerrar "algún servicio" y se incrementarían las listas de espera en los centros de asistencia.

"Las drogas son un gran problema para la sociedad canaria y el tratamiento de adicciones requiere un largo periodo de tiempo para la rehabilitación y recursos", comentó la Gerente de la Asociación San Miguel.

Según indicaron, a esta situación se suma que determinados programas dirigidos a este colectivos, desarrollados por otras entidades como el Cabildo de Tenerife o el Servicio Canario de Empleo "este año no han salido por falta de partidas".

Ambos centros atendieron durante 2008 a más de 7.000 drogodependientes, 4.334 en el programa "libres de drogas" y 2.500 en los tratamientos con metadona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada