jueves, 12 de noviembre de 2009

Aumentan un 24% los jóvenes en busca de ayuda para dejar las drogas

Los expertos alertan del gran déficit de recursos públicos para este colectivo

«Si abusas de las drogas te quedas sin nada, lo absorven todo». Estas son las palabras de Irene, una joven catalana de 23 años, adicta al «speed» o metamfetamina durante dos años, que gracias al tratamiento de Proyecto Hombre ve hoy la vida de otro color.

Como ella, muchos jóvenes buscan ayuda para desengancharse de las drogas cada día, y de hecho los adolescentes atendidos por Proyecto Hombre aumentaron un 24 por ciento en el primer semestre de este año respecto al mismo período de 2008.

Así lo constata el informe anual del programa educativo-terapéutico para el tratamiento y prevención de las drogodependencias que funciona desde 1984.

«El motivo de este incremento es la falta de instrumentos específicos en la administración dirigidos a los adolescentes, que no se integran en los grupos de terapia existentes para adultos porque no se identifican con ellos»,explicó el subdirector de Proyecto Hombre en Cataluña, Oriol Esculies. «La agenda política debe priorizar las estrategias para menores y adaptar los recuros existentes a estos nuevos perfiles», añadió Esculies, quien resaltó la importancia de la educación y el apoyo familiar ante esta problemática.

El perfil del drogodependiente adolescente es un joven de 19,5 años que se inicia en el alcohol a los 14 años y a los 16 pasa del tabaco al cannabis, tendiendo al consumo simultáneo de varias drogas. De hecho, el 73 por ciento de los atendidos el año pasado eran politoxicómanos. En cuanto a los adultos de entre 23 a 62 años, el perfil es el de un varón de 34 años consumidor habitual de cocaína.

A diferencia de años antes, el perfil del consumidor adulto ya no se asocia a situaciones de marginalidad, para dar paso al de un consumidor de cocaína politoxicómano integrado socialmente, con trabajo e ingresos estables y que vive en el domicilio familiar. «No puedes depender de una sustancia que te distorsiona y que afecta a todo tu entorno, tu mujer, tus hijos, a tu empresa y a tu bolsillo», dice Josep de 49 años, adicto a la cocaína durante 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada