miércoles, 11 de noviembre de 2009

Siete de cada diez niños madrileños menores de 12 años conocen la marihuana y la cocaína

El 21,8% de los niños de 8 a 12 años han probado el alcohol el 8,3%, el tabaco; y el 1,4%, el hachís.

Más del 71% de los niños madrileños de entre 8 y 12 años "conocen" la marihuana y la cocaína, según un estudio realizado por la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD) para el Defensor del Menor, que se ha presentado hoy en la Asamblea de Madrid.

El estudio refleja que los escolares madrileños de Primaria y Secundaria tienen un "alto conocimiento sobre drogas", proveniente sobre todo de la televisión, en el caso de los más pequeños (23,4%), y de que "alguien le habló" de ellas, en el de los mayores (25,3%).

Entre los alumnos de Primaria (8 a 12 años), el 71,8% asegura que conoce la marihuana; el 71,3%, la cocaína; el 55,5%, el hachís; el 32,7%, el tabaco; el 20,8%, el alcohol y el 9,3%, el éxtasis.

En Secundaria (12 a 17 años), la droga más conocida es la cocaína (84,9%), seguida de la marihuana (84,1%), el hachís (82,4%), la heroína (63,3%), el éxtasis (53,5%), el tabaco (43,7%), el alcohol (38,4%), el cristal (24,9%) y las pastillas (18,4%).

Otra de las conclusiones del estudio es que, a pesar de su elevado conocimiento, a los niños y adolescentes les gustaría tener más información sobre drogas (al 78,8% en Primaria y al 63,3% en Secundaria), sobre todo de los efectos que tienen "por si acaso consumen", ha destacado el presidente de la UNAD, Luciano Pollato.

Alcohol
El informe indica que el 21,8% de los niños de 8 a 12 años han probado el alcohol; el 8,3%, el tabaco; y el 1,4%, el hachís; mientras que el 66,9% de los adolescentes de entre 12 y 17 años han probado el alcohol; el 41,2%, el tabaco; el 20,8%, la marihuana; el 15,1%, el hachís; y el 3,7%, las pastillas.

El trabajo, titulado "Investigación sobre prevención de consumo de drogas en niños y adolescentes de la Comunidad de Madrid", se basa en una encuesta efectuada en ocho centros educativos -públicos, privados y concertados-, que han respondido 600 escolares, 90 padres y 90 profesores.

El defensor del Menor, Arturo Canalda, ha resaltado que más del 80% de los padres dice que habla con sus hijos sobre drogas, porque consideran que son los más indicados para ello, mientras que sólo el 48% de los profesores lo hace, ya que creen que es una tarea de los padres y no se sienten suficientemente informados.

Preguntados los escolares de quién les gustaría recibir información sobre drogas, los de Primaria prefieren a los padres (33,2%) y los de Secundaria a profesionales (30,4%) y personas que hayan estado en contacto con esas sustancias (28,2%).

En general, los alumnos dicen no conocer campañas contra las drogas, lo que ha llevado al defensor del Menor a cuestionarse si las campañas tienen "efectividad real".

A su juicio, las campañas "son positivas, pero no pueden ser puntuales, sino permanentes", y además hace falta más "coordinación" entre las distintas administraciones y una "mayor implicación de padres, profesores y especialistas".

Canalda, que ha vuelto a apelar a la "responsabilidad de los guionistas para no trivializar las relaciones sexuales y el consumo de drogas en series icónicas de la televisión", ha asegurado que "estamos mejor que hace ocho años", según la comparación de estos resultados con los de la encuesta similar que se hizo en 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada