lunes, 21 de diciembre de 2009

Un estudio advierte que el 86% de los padres de jóvenes que hacen botellón también beben alcohol

Según un trabajo de campo realizado por el psicólogo Ramón Couto en la coruñesa plaza del Humor, que fue templo del botellón hasta que el Ayuntamiento la declaró zona de especial protección, el 86% de los jóvenes que participan en estos encuentros confiesan que sus padres consumen alcohol. La permisividad ante el abuso de las sustancias etílicas «no se hereda, pero se contagia», advierte el especialista, que el lunes presentará en A Coruña su libro Los adolescentes y las drogas . «El niño, a lo largo de toda su infancia, se va impregnando y si sus padres fuman, beben, llegan tarde por la noche... lo acaban considerando normal».

En el capítulo sobre el botellón, Couto Turnes también recabó datos sobre la frecuencia en el consumo: el 69% de los botelloneros también beben entre semana y el 39% declaran necesitarlo para divertirse. La mayoría, el 64%, conocen sus efectos, saben que es una droga (68%) y la inmensa mayoría (70%) conocen también las alternativas al botellón, pero no le interesan.

Entre las conclusiones del experto, que atribuye a razones económicas, el nacimiento de estas reuniones en masa en espacios públicos, figura que, «no hay que combatir el botellón, sino el alcohol». «Si cierran la plaza del Humor o Méndez Núñez, se irán a Carral o A Laracha, pero seguirán bebiendo», de modo que aboga en su publicación por la educación, en casa, en el colegio y en la sociedad en general, como única vía para evitar los efectos nocivos del alcohol. «La policía, las publicaciones en el BOE, las campañas informando sobre el daño que provoca... no resuelven nada porque ellos no quieren escuchar eso».


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada