martes, 15 de diciembre de 2009

El riesgo de padecer cáncer de pulmón se eleva hasta 10 años después de dejar de fumar


International Joint Meeting on Thoracic Surgery Barcelona 2009

El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por cáncer en hombres mayores de 45 años y la segunda en mujeres detrás del cáncer de mama, aunque el aumento de mujeres fumadoras hace prever que la incidencia aumentará e igualará a la de los hombres, como ha ocurrido ya en EEUU y Japón.

• Más de 360 cirujanos torácicos de todo el mundo se reúnen en Barcelona para debatir las ultimas novedades y técnicas sobre cirugía torácica

• Por su alta incidencia en la sociedad, el cáncer de pulmón será uno de los temas estrellas de la reunión.

• Aproximadamente un 70% de los casos de cáncer de pulmón son diagnosticados cuando la enfermedad ya está muy avanzada.

• Los programas de diagnóstico precoz en mayores de 45 años fumadores o ex fumadores de menos de 10 años son la mejor alternativa para combatir el cáncer de pulmón con expectativas de éxito.

Barcelona se convertirá mañana y durante tres días, en la capital mundial de la Cirugía Torácica con la celebración del International Joint Meeting on Thoragic Surgery 2009. Con la asistencia confirmada de más de 360 profesionales de todo el mundo, la reunión 2009 abordará una amplia variedad de temas entorno la cirugía torácica en general y con especial énfasis en el cáncer de pulmón. Las presentaciones y ponencias previstas en esta reunión mostrarán los procedimientos más relevantes del momento así como las técnicas quirúrgicas y de diagnóstico más avanzadas a través de sesiones informativas, conferencias, foros, videosesiones e intervenciones de cirugía en vivo realizadas por especialistas reconocidos.

El cáncer de pulmón por su elevada incidencia será uno de los temas imprescindible a tratar en el Meeting y en especial su estrecha vinculación al tabaco. El Dr. Laureano Molins, co-organizador del encuentro y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, confirma que “el cáncer de pulmón es un problema sanitario de primera magnitud, actualmente es la primera causa de muerte por cáncer en hombres mayores de 45 años y la segunda en mujeres detrás del cáncer de
mama” aunque el aumento de mujeres fumadoras hace prever que la incidencia aumentará e igualará a la de los hombres, como ha ocurrido ya en EEUU y Japón.

La literaria científica demuestra claramente que la causa principal del cáncer de pulmón es el tabaco. Un 95% de los casos se asocia a fumadores o ex fumadores de menos de 10 años. “Un fumador de 10 cigarrillos al día tiene 10 vez más probabilidades de sufrir cáncer de pulmón que un no fumador y los fumadores de 1 a 2 paquetes diarios hasta 20 veces más, por lo que la mejor prevención es no fumar” afirma el Dr. Molins.

“Al mismo tiempo, también sabemos que la supervivencia de la enfermedad está relacionada con la extensión de la enfermedad en el momento del diagnóstico, siendo más curable en los casos que ha sido detectados precozmente” explica el Dr. Molins. Sin embargo la realidad es que aproximadamente el 70% de los pacientes con cáncer de pulmón son diagnosticados cuando la enfermedad está ya muy avanzada debido a los escasos síntomas que presenta y la intervención quirúrgica en estos casos no está indicada. De esta forma, solo tres de cada diez pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón puede ser intervenido quirúrgicamente en busca de una curación definitiva.

Ante esta situación, el Dr. Molins reclama la necesidad de fomentar, por un lado, las políticas educativas contra el tabaco explicando en las escuelas los elevados riesgos que para la salud implica este hábito y, por otro lado, la creación de programas de screening o diagnóstico precoz para la población mayor de 45 años fumadora o ex fumadora de menos de 10 años. “Hablamos de 10 años de abandono del tabaco porque sabemos que el riesgo de diagnosticar un cáncer de pulmón se
mantiene elevado hasta 10 años después de dejar de fumar” explica el Dr. Molins.

Las pruebas que se consideran más eficaces son el TAC Helicoidal que permite diagnosticar tumores periféricos entre 3mm y 10 mm. que no son diagnosticados en la radiografía convencional y la Citología de esputo. El esputo es muy fácil de obtener y permite hacerse una idea del estado del árbol bronquial detectando cambios en la mucosa bronquial y, a partir de aquí, diagnosticar carcinomas de pulmón de origen central.

Con programas de detección precoz asociados a la deshabituación tabáquica en personas que por su pasado de fumadores presentan un alto riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón, el Dr. Molins concluye que “se lograría mejorar su tratamiento, calidad de vida y, sobre todo, su supervivencia”, como se ha observado en diferentes estudios internacionales que se presentarán en este congreso. Hasta ahora, la problemática para aplicar estos programas por las administraciones (como sí ha
ocurrido con el cáncer de mama, colon y próstata) ha sido la no demostración estadística de un aumento de supervivencia global de la población con cáncer de pulmón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada