lunes, 21 de diciembre de 2009

Sanidad lucha contra los malos humos

La ministra de Sanidad ha anunciado su intención de endurecer la Ley Antitabaco a partir de 2010 mediante la prohibición de fumar en todos los espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes.

El Ministerio de Sanidad y Política Social prohibirá fumar en todos los espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes en 2010, aseguró ayer la ministra Trinidad Jiménez, quien destacó que existe un “grado de consenso bastante amplio”.

Para Jiménez, “el problema no es que se fume en lugares públicos, sino en lugares públicos cerrados”, y en este sentido descartó prohibir fumar en terrazas y plazas de toros. La ministra reconoció que las “conversaciones están muy avanzadas” y la posición es bastante mayoritaria en el seno del conjunto de grupos políticos.

“En la medida en que alcancemos consenso político, conseguiremos consenso social”, dijo y aseguró que la decisión “es muy fundada, puesto que está basada en la protección de la salud. Estamos culturalmente preparados para adoptarlo ya, y nos encontramos en esa fase final de la negociación”, remarcó.

Actualmente está permitido fumar en restaurantes y bares de menos de 100 metros cuadrados, que suponen el 80%, con lo que los efectos prácticos de la ley son muy limitados. Varios organismos, como la Organización Médica Colegial (OMC) y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), llevan tiempo pidiendo al Ministerio un endurecimiento de la normativa. De hecho, la OMC ha denunciado varias veces el “incumplimiento sistemático” de la legislación, por lo que ayer instó a los grupos parlamentarios a que apoyen esta reforma.

Por su parte, la Organización de consumidores y Usuarios (OCU) también aplaudió la decisión de Trinidad Jiménez, ya que este endurecimiento de la normativa actual protegerá la salud de los no fumadores. Además, la OCU solicitó a la ministra de Sanidad que “ponga ya sobre la mesa un borrador de texto legal y que abra un debate público”.

Pérdidas
Sin embargo, los hosteleros serán los más afectados por el cambio de la Ley Antitabaco. De hecho, las pérdidas podrían alcanzar los 33.300 millones de euros en 2010, según la Federación Española de Hostelería (FEHR), desde donde aseguran que “esta medida dramática dará la puntilla a los medianos y pequeños establecimientos que sobrevivan a la crisis”.

El adjunto al presidente de la FEHD, José Luis Guerra, explicó ayer que la crisis ya ha generado un 20% de pérdidas en el sector –que factura unos 111.000 millones de euros al año– y que en 2010 experimentará “una caída adicional del 10%” con la prohibición de fumar en todos los locales.

Estas pérdidas se sumarán al dinero invertido por los propietarios de locales con una superficie superior a 100 metros para que sus clientes pudieran fumar, en base a la actual normativa. “En conjunto, los empresarios del sector se gastaron entre más de 800 millones de euros en ajustar sus locales a la normativa, pero el Ministerio de Sanidad no les va a indemnizar”, apuntó Guerra.

Por una Europa sin humos antes de 2012
El tabaco sigue siendo la principal causa de muerte prematura y de enfermedad en la Unión Europea. Según cálculos de la UE, 79.000 adultos, entre los que se encontraban 19.000 no fumadores, murieron en la Europa de los Veinticinco en 2002 por exposición al humo de tabaco en el hogar (72.000) y en su lugar de trabajo (7.300). Por eso, La CE ha adoptado una propuesta en la que se pide a todos los Estados miembros que, a más tardar en 2012, introduzcan leyes para proteger a los ciudadanos de la exposición al humo de tabaco.

Actualmente, diez países de la UE tienen en vigor leyes antitabaco exhaustivas. Reino Unido e Irlanda cuentan con las disposiciones antitabaco más estrictas, con la prohibición total del fumar en los lugares públicos cerrados, transporte público y lugares de trabajo. Bulgaria seguirá sus pasos en 2010.

Además, según una reciente encuesta del Eurobarómetro, la popularidad de las políticas antitabaco ha crecido: el 77 % de los europeos está a favor de que los restaurantes estén libres de humo y el 61 % apoya que los bares y pubs también lo estén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada