sábado, 5 de diciembre de 2009

El éxtasis y la apnea del sueño

Consumidores de esta droga de recreación puede que estén menos que extáticos, cuando se enteren de que esta píldora les hará la respiración muy difícil por las noches.

Investigadores reportan, en el número más reciente de Neurology, que usadores regulares de la droga conocida como éxtasis poseen la tendencia a sufrir de los síntomas cardinales de la apnea del sueño — arresto respiratorio y jadeando por aire — mientras duermen.

En la apnea del sueño el tono de los músculos de la garganta se vuelve excesivamente relajado, resultando en un bloqueo de las vías respiratorias.

La persona jadea por aire varias veces por hora mientras duerme, a veces dejando de respirar por 10 segundos o más, entre respiraciones.

La apnea del sueño pude resultar en modorra durante el día, dolores de cabeza matutinos, irritabilidad, falta de energía, y aún a accidentes automovilísticos.

También se asocia con tratarnos cerebro-vasculares, enfermedad cardíaca y problemas cognitivos.
El éxtasis parecería que tiene poco que ver con problemas del sueño.

La droga es un psicoactivo sintético llamado MDMA (3,4- metilenedioximetanfetamina), que produce euforia, empatía, distorsiones del tiempo y experiencias táctiles.

Sin embargo, existe evidencia de que el éxtasis puede ser tóxico a las neuronas en el cerebro que producen la serotonina, un neurotransmisor de amplio espectro.

Se ha conjeturado que las neuronas que producen serotonina, pueden proteger contra la apnea del sueño, aunque el mecanismo sea desconocido.

En el nuevo estudio, los científicos monitorearon el sueño de 62 personas que nunca habían usado éxtasis y 71 que lo habían usado, por lo menos, treinta veces, pero que no lo habían tomado — o usado otras drogas — por las dos semanas previas al experimento.

Los investigadores calificaron la apnea del sueño como leve, moderada o severa, basados en el número de interrupciones de la respiración por hora.

Las edades de los voluntarios estaban comprendidas entre los 18 y los 46 años, con un promedio de 24 años, y ninguno había tenido un previo diagnóstico de trastornos del sueño.

Los resultados de las pruebas demostraron que ocho de los usadores del éxtasis, tenían apnea del sueño moderada, y uno en el cual ésta era severa.

Ninguno de los no-usadores tenía apnea.
Los investigadores en este estudio, no controlaron por un factor muy importante, y éste es — todos lo sabemos — la presencia de sobrepeso u obesidad en los voluntarios.

La obesidad es un factor en la producción de los síntomas de la apnea del sueño.

El role de la serotonina en este dilema no se esclareció.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada