jueves, 10 de diciembre de 2009

Se inaugura el primer café para fumar marihuana en EEUU

El primer café de marihuana de Estados Unidos abrió sus puertas en noviembre, lo que supone un reto para la Administración Obama, que ha suavizado la ley respecto al uso médico de la droga.

El Cannabis Cafe en Portland, Oregón, es el primero que ofrece a los consumidores de marihuana por motivos de salud un lugar donde conseguirla y fumarla -- siempre y cuando no se les vea públicamente -- a pesar de una prohibición federal.

'Este club representa la libertad personal, al fin, para nuestros miembros', dijo Madeline Martinez, consejera delegada de NORML, un grupo de presión por la legalización de la marihuana.

'Nuestro plan incluye servir comida y marihuana', dijo Martinez. 'Esperamos dar clases, seminarios, e incluso una Escuela Comunitaria de Cannabis aquí para ayudar a las personas a aprender sobre el cultivo y otros usos del cannabis'.

El café -- en un edificio de dos plantas en el que antes había un club erótico para adultos llamado Rumpspankers -- es técnicamente un club privado, pero está abierto a cualquier residente en Oregón miembro de NORML y posee una tarjeta médico oficial para el tratamiento con marihuana.

Los miembros pagan 25 dólares (unos 17 euros) al mes por usar el café, que tiene capacidad para 100 personas. No compran marihuana, sino que la obtienen gratis, proveniente de una cuenta común. Abierto de 10 de la mañana a 10 de la noche, se sirven comidas pero no tiene licencia para vender alcohol.

Hay unos 21.000 pacientes registrados para utilizar marihuana por cuestiones de salud en Oregón. Los médicos han recomendado el uso de marihuana para los tratamientos de algunas enfermedades, entre ellas el Alzheimer, la diabetes, la esclerosis múltiple y el síndrome de Tourette.

El día de la inauguración los periodistas invitados pudieron oler, pero no ver, la marihuana que fumaba la gente.

'Todavía llevo un 'coffee shop' y un lugar de eventos, como hacía antes de que lo convirtiéramos en el Cannabis Cafe, pero ahora tendrá como tema el cannabis', dijo Eric Solomon, propietario del café, que espera poder celebrar bodas con temática de cannabis, festivales de cine y danza en el segundo piso del edificio.

Sin persecución
La formación del café llega casi un mes después de que la Administración Obama ordenara a los fiscales no perseguir a los pacientes que utilizaran la marihuana por razones médicas ni a las farmacias de los estados que lo habían legalizado.

Cerca de una docena de estados, incluido Oregón, siguieron el ejemplo de 2006 de California para adoptar una ley para el uso médico de la marihuana, que permitió que se cultivara la droga y se vendiera con motivos médicos. Un número similar tiene planeado tomar medidas respecto a su legislación.

Los cafés donde se fuma marihuana, llamados 'coffee shops', son muy populares en la ciudad holandesa de Ámsterdam, donde la posesión de pequeñas cantidades de marihuana es legal. El Cannabis Cafe de Portland es el primero de ese tipo en abrirse en Estados Unidos, según NORML.

Cultivar, poseer, distribuir y fumar marihuana aún es ilegal según la ley federal de Estados Unidos, que no hace diferencias entre el uso médico y el ocioso.

'Tener un café que es tan abierto respecto a sus actividades, donde la gente puede juntarse y fumar -- Es increíble, digo yo', dijo Tim Pate, veterano de NORML, en el café.

Algunos ciudadanos locales esperan que sea bueno para el negocio.

'Sé que algunos vecinos son bastante reacios a la apertura de este lugar', dijo David Bell, que trabaja en una tienda que comparte espacio con el café. 'Pero yo intento no juzgar. No hay precedentes. No sabemos qué esperar. Pero sería genial si trajera clientes a nuestra tienda'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada