lunes, 21 de diciembre de 2009

«Cigarrón» de 33.000 millones Sanidad insistió ayer en que endurecerá la ley del tabaco desde 2010 _ Los hosteleros se levantan y dicen que dejarán de

Nuevo frente abierto por el Gobierno. Esta vez con un asunto recurrente en los últimos tiempos: el endurecimiento de la ley del tabaco desde 2010, a la vuelta de la esquina. Los hosteleros ponen el grito en el cielo y aseguran que la medida no podría llegar en peor momento para su viabilidad.

A primera hora de la mañana, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, estrechaba todavía más el cerco contra los fumadores. A partir de 2010 prohibirá fumar en espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes. Y destacó que existe un «grado de consenso bastante amplio». Jiménez señaló que el problema «no es que se fume en lugares públicos, sino en lugares públicos cerrados». En este sentido, descartó prohibir fumar en terrazas y plaza de toros. La ministra afirmó que las «conversaciones están muy avanzadas» y la posición es bastante mayoritaria en el seno del conjunto de grupos políticos.

«En la medida que consigamos consenso político, conseguiremos consenso social», añadió, asegurando que la decisión es «muy fundada», ya que se basa en la «protección de la salud». «Estamos culturalmente preparados para adoptarlo ya, y estamos en esa fase final de la negociación», concluyó.

La reacción de los hosteleros españoles no se hizo esperar: podrían perder unos 33.000 millones de euros en 2010 con el endurecimiento de la citada ley, según la Federación Española de Hostelería (FEHR), desde donde aseguran que esta medida «dramática» dará «la puntilla» a los medianos y pequeños establecimientos.

Estas pérdidas se sumarán al dinero invertido por los propietarios de locales con una superficie superior a 100 metros para que sus clientes pudieran fumar, en base a la actual normativa.

Botellones de tabaco
La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) precisaron que el coste de la medida sería de unos 300 euros al mes por comercio y el Club de Fumadores por la Tolerancia mostró su «total oposición», ya que «va a fomentar el cigarrón» o botellones de tabaco donde «la gente se agolpe en las puertas de los bares, con tabaco y copas en mano». Así lo anunció ayer Javier Blanco, portavoz de esta institución que aglutina a más de 100.000 socios en España, quien explica que este fenómeno ya da en París o el sur de Italia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada