martes, 15 de diciembre de 2009

«Bares y restaurantes deben verlo como una oportunidad»


ENTREVISTA | Rodrigo Córdoba | Portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo lo integran cerca de 40 sociedades científicas del ámbito sanitario, y su objetivo es apoyar todas las medidas de prevención del tabaquismo en el ámbito público.

-¿Por dónde discurrirá el cambio en la futura ley?

-Por asegurarse de que todos los espacios públicos cerrados estén libres de humos. Eso significaría eliminar todas las excepciones y ambigüedades que hay en la Ley 28/2005, que han sido la causa de su limitado éxito.

-¿No habrá excepciones?

-Algunas razonables, como reservar un porcentaje de habitaciones para fumadores en los hoteles, en centros de internamiento penitenciarios e instituciones psiquiátricas. En otros países europeos lo contemplan en sus leyes.

-¿Qué beneficios sociales produce la prohibición absoluta de fumar en los lugares públicos?

-Primero, proteger a los trabajadores de la hostelería, que en España son muchísimos; luego, proteger la salud y el bienestar de todos los clientes, mayores, adultos y menores; la tercera de las ventajas es reducir el índice de consumo de tabaco, principalmente entre adolescentes, pues algunos estudios revelan que el consumo regular entre los jóvenes puede llegar a disminuir hasta un 40%. También hay beneficios en salud muy evidentes, como el descenso a corto plazo de enfermedades coronarias y respiratorias agudas, y a largo plazo, en materias como el cáncer y otras.

-¿La hostelería asegura que esta medida le hace mucho daño económico, porque la gente va a dejar de ir?

-No ha ocurrido en ningún país donde se ha decidido esta prohibición. Al contario, lo que ha sucedido es que los establecimientos han ganado nuevos clientes, lo que se ha plasmado en un repunte de los beneficios en más de un tercio. La hostelería debe ver esta medida más como una oportunidad más que como una amenaza.

-Aprobada la nueva ley, ¿qué más cosas se pueden hacer para reducir el consumo de tabaco?

-La ley tiene objetivos muy concretos, que es la protección de los no fumadores. Después se puede subir el precio por encima de IPC, hacer más campañas de información sobre los efectos y controlar la publicidad indirecta. Hay margen para avanzar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada