martes, 15 de diciembre de 2009

Sanidad presentará en el 2010 una nueva ley antitabaco

El texto será más restrictivo para evitar que se desvirtúe su aplicación en las distintas comunidades

Sanidad presentará en el 2010 una nueva ley antitabaco que espera reducir en un 10% el número de fumadores

Una de las primeras medidas que tomará el Gobierno español en el 2010 será la aprobación de la nueva ley antitabaco, que impedirá fumar en todos los lugares públicos cerrados, sin apenas excepciones. Fuentes del Ministerio de Sanidad señalan que las negociaciones con los grupos parlamentarios están «muy avanzadas» y que el consenso «está cerca». La fecha en la que estará culminada la reforma depende de cómo se cierre el acuerdo, pero se espera para los primeros meses del año.

Desde el ministerio se subraya que la reforma dará como resultado una ley menos compleja que la actual, pues se va a limitar a prohibir el consumo en todos los lugares públicos, con mínimas excepciones. El texto tratará además de impedir que haya comunidades autónomas que desvirtúen la norma.

Esta semana, durante unas jornadas en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, María Ángeles Planchuelo, la presidenta del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), señaló que la nueva norma podría ayudar a reducir en un 10% el número de fumadores, entre un 30 y un 40% el de nuevos fumadores. Planchuelo explicó que el tabaquismo supone un 16% del gasto en salud en España.

«En la actualidad -dijo Planchuelo-, por cada euro que el Estado ingresa de los impuestos por tabaco, desembolsa dos para cubrir los costes directos e indirectos de la atención al tabaquismo».

La experiencia de medidas similares en otros países indica, comentó Planchuelo, que la hostelería no sale perjudicada.

Como contrapartida para los hosteleros, se está estudiando la posibilidad de que todos los establecimientos de hostelería puedan vender tabaco en las máquinas expendedoras, pues actualmente hay algunos que lo tienen prohibido por la normativa. Y, antes que la reforma de la ley, se aprobará el real decreto que permitirá la publicación en las cajetillas de tabaco de las imágenes de los efectos negativos del tabaquismo en los órganos humanos. Una medida que hasta ahora permanecía guardada en el cajón.

El impacto del tabaquismo en la salud de la población y las arcas públicas es el principal argumento para la reforma.

Según un estudio en poder del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, una regulación más estricta del consumo de tabaco reduciría el número de fumadores así como el de nuevos consumidores.

El informe añade que la aplicación de una normativa más severa contribuye a reducir el consumo de cigarrillos en el hogar o delante de los niños en un 8%.

Otra investigación de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), en este caso sobre tabaquismo pasivo muestra que la prevalencia de exposición global al aire contaminado por los humos del tabaco descendió del 49,5% en el año 2005 a un 37,9% en el 2007, tras la entrada en vigor de la ley que limitó el consumo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada