lunes, 30 de agosto de 2010

LA CRISIS INFLUYE EN LAS DROGAS

Seis de cada 10 adolescentes se inician en el consumo de estupefacientes antes de los 14.Desde el Proyecto Amigó destacan que se atiende a más jóvenes con poca motivación.

El consumo de drogas entre adolescentes lejos de aminorar cada vez va a más. Así se desprende de los últimos datos recopilados por el Proyecto Amigó de Castellón y por la Confederación de Entidades para la Atención de las Adicciones, que alerta de un incremento en el número de jóvenes que piden ayuda para superar este problema. Y es que, según explican desde la fundación castellonense, “esto nos da mucho que pensar, ya que aquí solo acuden los casos que de verdad se han decidido a abandonar la costumbre, si acudieran todos los que consumen estaríamos desbordados”, indican.

Así, el centro ha tratado 17 casos, frente a los 10 del año anterior, “un aumento que va acompañado de un elevado número de altas voluntarias, lo que refleja que existe una escasa motivación hacia el cambio por parte de la población adolescente”.

También se observa que ha habido una escalada en el número de ingresos y reingresos totales, pasando de nueve a 14 y el índice de retención ha bajado al 83,25%, cuando en 2008 estaba en el 91,38%. Aun así, para la fundación “los datos son positivos, teniendo en cuenta la complejidad de tratar con adolescentes”.

Así, cabe destacar que el 61,48% de los jóvenes se inicia en el consumo entre los 10 y los 14 años, motivados por los amigos, la curiosidad, por pasarlo bien y para olvidar problemas, algo que confirma la Confederación de Entidades para la Atención de Adicciones, que achaca este incremento, en parte, a la crisis.

Isabel Villimelis, directora técnica del Proyecto Amigó, indica ue “aunque el incremento en el consumo de drogas no se debe solo a un factor, la crisis ha agravado la situación, porque la desesperación y los problemas familiares llevan a mucha gente, de todas las edades, a buscar ayuda, pero a otros los lleva a evadirse con las drogas”.

Por otro lado, en el 2009 bajó la edad de consumo de alucinógenos hasta los 16 años (en el 2008 eran 17), así como la edad de consumo en heroína a los 19 años --cuando antes era prácticamente a los 20-- y también el consumo de éxtasis, que ahora se consume con 18 años recién cumplidos, y en el 2008 se hacía a los 18,5.

MEJORÍA // Por otro lado, cabe destacar que han cambiado algunas premisas como la edad media para entrar en el centro, que ha ascendido a 32,73 años, una tendencia “positiva” que también se aprecia en el resto de datos que recopila el Proyecto Amigó, con un ligero descenso en el número de acogidas, así como en el tratamiento nocturno de cocainómanos, grupos de apoyo y ludopatías. “Andamos con un índice equilibrado, pero no hay que confiarse”, indican.

El perfil actual “se mantiene con pocos cambios”, con un 87,8% de hombres atendidos, frente al 12,12% de las mujeres, un punto por encima del año anterior. La cocaína continúa siendo la principal droga consumida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada