lunes, 2 de agosto de 2010

EL GOBIERNO RESPALDA LA PROPUESTA DE REFORMA DE LA LEY DEL TABACO

La ministra de Sanidad no especifica si habrá o no compensaciones a los hosteleros que hayan hecho reformas en sus locales para adaptarse a la ley.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, manifestó el apoyo del Gobierno a la proposición de ley de la reforma del tabaco, presentada el pasado viernes por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, en Consejo de Ministros, junto con un informe sobre la incidencia de la Ley del Tabaco, "con especial referencia al ámbito laboral". La proposición fue registrada el pasado miércoles en el Congreso por los grupos del PSOE e ER-IU-ICV.

A su juicio, pese a que la actual norma "ha tenido indudables efectos positivos en la salud", el informe presentado por Jiménez muestra que "es necesario hacer un esfuerzo adicional para cumplir con todos los objetivos de protección de la salud, por eso queremos modificar la actual normativa ampliando la prohibición de fumar a espacios públicos cerrados y colectivos, de este modo beneficiaremos especialmente a dos grupos de población: los trabajadores de la hostelería y el de los menores, que son también quienes más sufren las consecuencias del humo".

La ministra de Sanidad, quien insistió en que "el objetivo fundamental de la reforma es que en espacios públicos cerrados no se fume", explicó que su departamento trabaja desde hace un año con expertos de salud de 37 sociedades científicas y con sindicatos, que han pedido reiteradamente la reforma de la actual ley. "Hemos decidido hacerlo a través de los grupos políticos con una proposición del ley firmada por varios de ellos, aunque hemos hablado con el resto -puntualizó-, porque en la Cámara hay conciencia de la necesidad de la reforma para cumplir los objetivos de la actual ley".

Así, Jiménez espera que en el trámite parlamentario, que se inicia ahora con la toma en consideración de la proposición de ley antes de las vacaciones de verano y su debate con la introducción de enmiendas y alegaciones en el próximo periodo de sesiones, se llegue a "un común denominador donde los grupos se sientan cómodos en la aprobación de la norma".
En este punto no quiso especificar si habrá o no compensaciones a los hosteleros que hayan hecho reformas en sus locales para adaptarse a la ley, aunque sí dijo que ese 2% de bares que hicieron obras invirtieron entre 8.000 y 12.000 euros "fáciles de amortizar en el sector teniendo en cuenta los cinco años que lleva en vigor al norma".
Carencias en el ámbito laboral
Según el informe presentado al Gobierno, la normativa vigente ha cumplido parte de sus objetivos iniciales, pero en el ámbito laboral los beneficios de la misma no han llegado a todos los colectivos, ya que los trabajadores de la hostelería no han disfrutado de los efectos positivos para su salud de la prohibición de fumar en los lugares de trabajo, del que sí se están beneficiando el resto de trabajadores.

Por ello, se plantea la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y colectivos donde la actual ley permite habilitar zonas para fumar ya que, según recordó la ministra, el último Eurobarómetro precisaba que la exposición al humo del tabaco en bares y restaurantes en España duplica a la de la UE (España entre 85% y 93%, UE entre 45% y 30%). Además, el consumo de tabaco es mayor en España (35%) que en la UE (29%). la ministra matiza estos datos y señala que según numerosos estudios, el hábito tabáquico en nuestro país se mantiene estable en el 27%.

En el ámbito laboral, uno de los que preocupan al Ejecutivo, el mayor consumo diario de tabaco se produce entre los trabajadores de la construcción (43'5%), seguido por los trabajadores de la hostelería (38'7%) y el comercio (36'5%). La exposición al humo del tabaco la mayor parte de la jornada laboral es especialmente significativa entre los trabajadores de la hostelería (40'2%), que doblan en porcentaje a los trabajadores de la construcción (20'5%), y cuadruplican a los trabajadores de los demás sectores.

Ante esta situación, la ministra se refirió a los datos de percepción de la necesidad de reformar la ley por parte de la población. "La proporción de ciudadanos de acuerdo con la necesidad de modificar la ley ha ido aumentado de manera exponencial", dijo, ya que mientras en 2006, cuando se aprobó, lo respaldaba un 34% por ciento, el porcentaje se ha elevado hasta el 47'3% en 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada