martes, 23 de marzo de 2010

Mefedrona: la amenaza legal

Pese a que su consumo es todavía escaso en España, la mefedrona amenaza con extenderse por nuestro país. En Reino Unido han muerto dos jóvenes por esta sustancia, que sigue siendo legal y se emplea como fertilzante.

Conocida como 'mefe' o 'mef', la mefedrona ha alertado a las autoridades estos días después de conocerse que dos jóvenes murieron en Reino Unido por consumirla. Esta sustancia, parecida a las anfetaminas, es un psicoactivo químico de efecto estimulante que se esnifa o se inhala. Su consumo es todavía residual en España pero comienza a popularizarse entre los jóvenes.

De hecho, existen foros y webs españolas en las que se dan consejos sobre su consumo y hasta se vende. En nuestro país es legal, y se puede adquirir como fertilizante "no apto para consumo humano". El mayor peligro de esta nueva droga es precisamente el desconocimiento que de momento existe sobre ella, ya que fue detectada en 2008.

¿QUÉ ES?
La mefedrona, también llamada
4-MMC o MMCAT, es un estimulante químico similar a la anfetamina. Puede presentarse en polvo o en píldoras.

¿QUÉ EFECTOS TIENE?
Su consumo produce bienestar y euforia. Aumenta la resistencia física. Suele consumirse junto a ketamina para relajarse después del 'subidón'.

¿CUÁLES SON SUS RIESGOS?
El mayor peligro es que la sustancia 'pide' al consumidor ser redosificada cada poco, lo que hace más fácil una sobredosis (como le ocurrió a los chicos ingleses). Su consumo abusivo puede producir hemorragias, hipertensión arterial, taquicardias y síntomas paranoicos.

¿CÓMO SE CONSUME?
En polvo se esnifa (como la cocaína) o se puede inhalar con dosificadores. Las píldoras se ingieren, algo que es más peligroso.

LAS DROGAS MÁS EXTRAÑAS

Lechuga: Aunque su uso cotidiano se restrinja a las ensaladas, una de las propiedades de la lechuga es la de formar parte de las solanáceas psicoactivas. La lechuga es un hipnótico. Las hojas secas de lechuga y el cocimiento de los troncos de ésta hacen que sea un hipnótico proporcional a la cantidad de vegetal reducido (cocido o hervido). En la cultura mediterránea se recomendaba este jugo para "soñar".

Nuez moscada: La especie M. fragans, originaria de las Molucas, que pertenece al género Myristica, proporciona la tan conocida nuez moscada. Este condimente muy utilizado en cocina, farmacia y perfumería, proporciona además de aceites esenciales, el safrol, el cual posee una estructura similar a la de la mescalina y el MDMA (Éxtasis). Además del safrol, contiene elemicina y myristicina que evitan el cansancio y disminuyen el apetito.En 1829, el biólogo Johannes Purkinje comparó la excitación tras ingerir tres nueces moscadas, con los efectos de la marihuana

Fibras de plátano: La afición de fumar fibras de plátano surgió en la ciudad de Nueva York. La receta tomada de un periódico "desconocido", decía así: "Monde un plátano maduro, quite mediante un ligero raspado las fibrillas blancas que se hallan en la parte interior de la cáscara y deséquelas al horno a fuego lento. Una vez secas desmenúcelas y arróllelas con una parte no desmenuzada o, mejor aún, fúmelos en pipa. Le invadirá un profundo bienestar..., semejante al que sentiría fumando marihuana".

Telas de araña: La curiosidad del ser humano por encontrar sustancias para su evasión lo ha llevado a probar multitud de combinaciones. En las cárceles de Sudamérica es muy común fumar telas de araña para conseguir efectos alucinógenos o de embriaguez. Existen muy pocos datos que aportar acerca del consumo de telas de araña.

Licor de Hofmann: Esta bebida causó furor a mediados de siglo en los círculos sociales más elevados, por su poder para producir embriaguez y estados alucinógenos. El licor de Hofmann está compuesto por tres partes de alcohol y una de éter. El efecto de este "licor" es de alucinaciones auditivas y visuales, sueños agradables y fantasías vinculadas con la realidad. En uso lúdico la droga es básicamente un desinhibidor, con ciertos poderes de ensoñación.La tolerancia permite ir aumentando la dosis, si bien no reduce de modo alguno el riesgo de accidentes mortales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada