lunes, 1 de marzo de 2010

En espacios cerrados, el 'humo de tercera mano' es carcinogénico



Los residuos del humo del tabaco en las superficies pueden reaccionar con componentes químicos en el aire para formar carcinógenos.

LA NICOTINA REACCIONA CON ÁCIDO NITROSO

Un grupo formado por investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, de la Universidad de California en San Francisco, de la Universidad del Estado de Portland y de la Universidad del Estado de Arizona han descubierto que los residuos procedentes del humo del tabaco hallados a diario en las superficies, denominado recientemente como "humo de tercera mano", pueden reaccionar con componentes químicos en el aire del ambiente de un espacio cerrado para formar potentes carcinógenos.

El equipo, coordinado por Hugo Destaillats, ha examinado el comportamiento de la nicotina expuesta al ácido nitroso (HONO), un contaminante del aire común, en ambientes de espacios cerrados e indican efectos potencialmente adversos para la salud como resultado de las reacciones químicas. Los datos se publican hoy en PNAS.

Camión de fumador
Los investigadores han estudiado la nicotina absorbida en la celulosa como modelo de superficie para examinar su hipótesis y también han analizado el interior del camión de un fumador. Así, han encontrado que los residuos de nicotina reaccionaron fácilmente con HONO para formar compuestos conocidos como nitrosaminas específicas del tabaco.

Varias de estas nitrosaminas han mostrado que causan mutaciones en animales y otras han sido identificadas como carcinógenos conocidos. Los autores estadounidense han analizado la estabilidad de las nitrosaminas en un espacio cerrado y han averiguado que menos del 50 por ciento de los compuestos habían sido degradados completamente durante las dos horas posteriores a la deposición del humo del cigarro. Debido a que la mayoría de las vías de exposición a las nitrosaminas humanas que se dan con más frecuencia se producen en contacto con las superficies (como ropa, piel humana y muebles) y el polvo, los bebés y niños podrían estar más expuestos que los adultos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada