viernes, 8 de enero de 2010

Repunta el consumo de tabaco en España

El 31,5% de la población fuma a diario o de forma ocasional, dos puntos porcentuales más que en la encuesta del INE relativa a marzo de 2008

El 31,5% de los españoles mayores de 16 años reconoce haber fumado tabaco en el último año, bien de forma habitual u ocasionalmente, según los datos provisionales de la Encuesta Europea de Salud en España del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que refleja un “ligero repunte” del consumo de tabaco con respecto a los últimos datos disponibles
En comparación con el anterior informe, relativo a marzo de 2008, el porcentaje de fumadores aumenta dos puntos porcentuales en el último año y medio. En aquella encuesta se declaraban fumadores habituales u ocasionales el 29,5% de la población.

La encuesta, que contó con una muestra de un total de 22.176 viviendas, constata que el 27,3% de la población fuma a diario, siendo mayor el porcentaje de consumidores de tabaco varones (32,5%, frente al 22,2% de mujeres). Además, hay que añadir un 4,21% más de la población que fuma de forma puntual, el 4,5% de los hombres y el 3,9% de las mujeres.

Por otro lado, el porcentaje de ex fumadores permanece estable, ya que se consideran como tales uno de cada cinco ciudadanos (20,17% frente al 20,5% de la última encuesta), siendo también más los varones (26,4%) que han abandonado el hábito tabáquico que las mujeres (14,1%). Asimismo, el 48,3% de la población reconoce no haber fumado tabaco nunca, un porcentaje que es mucho mayor entre las mujeres (36,54%) que entre los hombres (59,73%).

Con el objetivo de que este repunte no vaya a más, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció la semana pasada que en el primer semestre de 2010 se endurecerá la actual Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, que entró en vigor en enero de 2006.

De este modo, y coincidiendo con la Presidencia Europea de España, Sanidad pretende ampliar la prohibición del consumo de tabaco a todos los espacios públicos cerrados, una medida que cuenta con el apoyo de sociedades médicas y, por contra, ha encontrado una fuerte oposición dentro del sector de la hostelería, ya que afectará a todos los restaurantes, bares y cafeterías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada