lunes, 18 de enero de 2010

El impacto mortal de la cocaína

Médicos españoles demuestran que el 3% de las muertes súbitas producidas entre los jóvenes de nuestro país se debe a esta sustancia

Desgraciadamente, en un alto porcentaje de casos la primera manifestación clínica de que un joven está consumiendo cocaína es su muerte súbita". Joaquín Lucena, jefe de Servicio de Patología Forense, del Instituto de Medicina Legal de Sevilla y presidente de la Sociedad Española de Patología Forense, acaba de confirmar a ELMUNDO.es esta cruda realidad tras dirigir un estudio que constata que el 3% de las muertes súbitas en población joven española se debe al uso de esta sustancia. Pese a ello, sus usuarios [un 7% de la población nacional, la mayoría de entre 15 a 34 años] siguen pensando que se trata de una droga segura e 'inocua'.

El dato, extrapolable a toda Europa, "ha llamado la atención a los editores de una revista científica de gran impacto como es el 'European Heart Journal' que han decidido que su publicación en el último número se acompañe de un editorial, firmado por dos prestigiosos científicos estadounidenses de la Universidad de Texas. En este artículo se declara que el abuso de esta droga es un problema de salud pública europeo en aumento e infraestimado", agrega el doctor Lucena.

El suyo es el primer trabajo nacional que, además de respaldar los datos obtenidos en investigaciones similares llevadas a cabo en EEUU, logra establecer "cuáles son los marcadores patológicos que ocasiona el consumo de cocaína. Llevamos seis años trabajando con la Fundación de Andaluza para la Atención a las Drogodependencias (FADa), dependiente de la Consejería de Igualdad, para conocer qué patologías causan las distintas drogas y poder así monitorizarlas. Y ahora, gracias a esta investigación, sabemos cuáles son exactamente los efectos secundarios a nivel orgánico de la cocaína". "Llevamosseis años trabajando co la Fundación Andaluza para la Atención a las Drogodependencias (FADa), dependiente de la Consejería de Igualdad, para conocer qué patologías causan las distintas drogas y poder así monitorizarlas. Y ahora, gracias a ésta invesitgación, sabemos cuáles son exactamente los efectos secundario a nivel orgánico de la cocaína", agrega el director del estudio.

Tanto él como su equipo analizaron de forma prospectiva 2.477 autopsias realizadas en España entre noviembre de 2003 y junio de 2006. Un 55% de ellas se llevaron a cabo en personas que fallecieron de forma violenta [homicidios, suicidios y accidentes], mientras que el resto de los óbitos obedeció a causas naturales. "De los 668 casos de muertes súbitas (un 80% de origen cardiovascular), en 21 casos, todos varones, se había producido un consumo de cocaína. El rango de edad de los afectados estaba entre los 21 y los 45 años".

"Además de los pertinentes exámenes toxicológicos de orina y sangre en los casos de muerte súbita, llevamos a cabo una investigación de la historia personal de los fallecidos, sus factores de riesgo cardiovascular y sus antecedentes de consumo de drogas y tabaco, que fueron aportados por las entrevistas realizadas con sus familiares", comenta Joaquín Lucena.

Posteriormente, él y su equipo llevaron a cabo la investigación patológica cardiovascular. "Cuando vimos las consecuencias del uso de la cocaína en el corazón, nos pusimos en contacto con el Instituto de Patología Cardiovascular de Padua (Italia), uno de los más importantes de Europa. Afortunadamente tenemos mucho contacto con ellos. Llegamos al acuerdo de que una vez que termináramos nuestro análisis, les remitiríamos los casos para saber si ellos confirmaban nuestros datos. Y coincidieron con nosotros", agrega.

Daños al corazón

Así, pudieron constatar que la 'coca' "además de isquemia del miocardio e infarto, ocasiona hipertrofia ventricular izquierda, hipertrofia de la pared de los vasos, disminución de la luz de los pequeños vasos intramiocárdicos y aterosclerosis prematura. Es decir, la sustancia provoca que si un paciente va a desarrollar aterosclerosis con 50 o 60 años, la tenga con 21", documenta el doctor Lucena.

Sólo tres de los casos de muerte súbita asociados al consumo de coca se debieron a causas cerebrovasculares (hemorragia cerebral). "Es importante recordar que la mayoría de los fallecimientos aconteció en fin de semana, dado que se trata de una droga recreacional, la llamada droga de los 'yuppies', personas normales con una vida normal, que trabajan entre semana pero que toman la droga sábados y domingos. Hemos encontrado también que el 81% de los que la consumieron era fumador y un 76% había bebido alcohol. La mezcla de estas sustancias es un 'cóctel letal' que promueve la patología cardiaca precoz", especifica el forense sevillano.

Para él, el trabajo pone en evidencia no sólo "su elevado consumo sino, también, la necesidad de que el personal sanitario tome conciencia de sus consecuencias. Todavía quedan muchos profesionales que, al igual que los usuarios de la cocaína, creen que esta droga no tiene consecuencias físicas graves. Sin embargo, es una bomba de relojería sea cual sea la dosis consumida, aunque claro está su uso reiterado contribuye a elevar los riesgos. Los médicos deberían tener en cuenta la posibilidad de su consumo en pacientes jóvenes con patología cardiaca", recomienda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada