domingo, 10 de enero de 2010

La cocaína reduce nuestros genes cerebrales

A través de la experimentación con ratones, investigadores estadounidenses han demostrado cómo la cocaína afecta a parte de nuestro sistema cerebral responsable de “encender” y “apagar” genes en el núcleo accumbens (un grupo de neuronas del encéfalo con un papel importante en un papel importante en los circuitos de recompensa, en la risa, el placer, la adicción y el miedo. El estudio aporta nueva información sobre la base biológica de la adicción a las drogas.

La comunidad científica ya demostró que la adicción a la cocaína provoca cambios de larga duración en la expresión de los genes dentro de este sistema de circuitos y en su habilidad para adaptarse a nuevas condiciones. Pero estos cambios pueden encontrarse también en algunos efectos de comportamiento de la adicción a la cocaína.

El equipo estadounidense, integrado por investigadores Escuela de Medicina de Nueva York, del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y de la Universidad de Texas y coordinado por el científico Ian Maze, analizó en ratones algunas de las interacciones moleculares que se llevan a cabo en los cromosomas de las neuronas cerebrales, y que afectan a la expresión de varios genes.

De esta forma, descubrieron que la exposición crónica a la cocaína genera reducciones en el núcleo accumbens, “una metilación de histona y lisina”, es decir, una modificación bioquímica de los cromosomas.

La metilación de histona y lisina aumentó la plasticidad de ciertas neuronas, que se vuelven “anormalmente propensas” a conectarse una con otra. También provocó la preferencia de los ratones por la cocaína. “Una mejor comprensión de los genes que son regulados por estos procesos puede ayudar en el desarrollo de tratamientos más efectivos para trastornos adictivos”, explica el equipo.

——————

Referencia bibliográfica:

I. Maze; H.E. Covington III; D.M. Dietz; Q. LaPlant; S.J. Russo; E. Mouzon; Y. Ren; Y.L. Hurd; E.J. Nestler, NY; Q. LaPlant; W. Renthal; M. Mechanic; R.L. Neve; S.J. Haggarty; S.C; Sampath; P. Greengard; A. Tarakhovsky; A. Schaefer, “Essential Role of the Histone Methyltransferase G9a in Cocaine-Induced Plasticity”, Science, 7 de enero de 2010.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada