domingo, 4 de julio de 2010

Si se combinan con éxtasis son muy peligrosas

Dr. Alejandro Domingo - endocrinólogo y Nutricionista del Hospital USP San Camilo de Madrid
«Si se combinan con éxtasis son muy peligrosas»

-Bebidas energéticas, deportivas, de reposición ¿cuál es la diferencia?
-Las energéticas son estimulantes, las deportivas sirven para producir energía, sobre todo gracias a los hidratos de carbono, y las de reposición para cubrir una necesidad, por ejemplo, cuando hay deshidratación o cuando se ha realizado un ejercicio intenso durante bastante tiempo porque reponen el agua, el sodio y los minerales que se han perdido.
-¿Cuándo serían recomendables las bebidas estimulantes o energéticas?
-Son muy poco recomendables porque lo que hacen es aumentar el nivel de actividad y la conciencia, mientras quitan la necesidad del sueño, pero aumentan el ritmo cardíaco y la tensión. En algunos países se necesita receta médica para comprarlas, pero aquí no se por qué no. Son bebidas peligrosas y, sobre todo, si se unen a un consumo de alcohol u otras drogas como el éxtasis. Por eso, vemos el problema que hay en estas juergas nocturnas de ahora, en las que para no caer se toman este tipo de bebidas y, además, alcohol y pastillas. Un cóctel totalmente explosivo.
-¿Qué ingredientes contienen?
-Este tipo de bebidas tienen, por ejemplo, gluconato, que es otra de las cosas que nos dejan las guerras porque era lo que empleaban los americanos en Vietnam para que aguantaran más. Además, llevan taurina, guaraná, hierba mate y, por supuesto, cafeína.
-¿En algún caso se podrían recomendar?
-Tal vez en algún caso de déficit de atención y para una cosa muy concreta y en un momento oportuno. Para mí son más los perjuicios que tienen que las ventajas. Además, estas bebidas tienen hidratos de carbono y hay quien puede pensar que son un alimento, pero no, porque también puede provocar una deshidratación porque se absorbe menos agua. En el etiquetado que es donde deberían aparecer los riesgos, no está anotado o aparece en letra pequeña de manera que casi no se ve.
-¿Resultan especialmente perniciosas para los niños?
-Sí, porque se está estimulando el cerebro. Los niños y los adolescentes no se dan cuenta de que tienen una intoxicación etílica cuando se toman con el alcohol porque provocan una falsa alegría que tapa la borrachera.
-¿Pueden tapar los efectos de algunas drogas?
-Al aumentarte la actividad hace que la persona se sienta más optimista e, incluso, siga tomando aquella droga que en condiciones normales le hubiera tumbado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada