domingo, 4 de julio de 2010

El tabaco le cuesta al sistema sanitario un 15% de su presupuesto

El tabaco le cuesta al sistema sanitario un 15% de su presupuesto

Hay unos 29 problemas de salud asociados al tabaquismo, como el cáncer de pulmón
En Europa, el gasto sanitario y social del tabaco supone el 1,7% del PIB

De los casi 100.000 millones de euros de presupuesto sanitario anual, sumado el público y el privado, en torno al 15% está relacionado con el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, según ha informado el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Según han explicado, se calcula que “hay alrededor de 29 problemas de salud asociados al tabaquismo, aunque el grueso del gasto se dedica a cinco, como son la enfermedad coronaria, con un gasto de 3.600 millones; la enfermedad obstructiva crónica (3.000 millones); los trastornos cerebrovasculares (710 millones); el asma (267 millones) y el cáncer de pulmón (163 millones)”.

Estas cifras, unidas a las que suman el resto de cuadros clínicos asociados al tabaco, arrojaron un balance de 15.336 millones de euros de gasto en 2009, según han señalado. Además, el CNPT ha subrayado que en estos datos no se incluyen los 530 millones que se estima provocó el tabaquismo pasivo.

El CNPT ha afirmado que hace públicos estos números, “que cuentan con el aval de rigurosos estudios efectuados por expertos en economía de la salud, como el mejor modo de contrarrestar aquellas perspectivas que desde el lado de quienes se oponen a la reforma de la actual ley del tabaco, enfatizan los perjuicios que ello supondría para la economía nacional”.

Elevado coste presupuestario
El vicepresidente del comité, Rodrigo Córdoba, ha señalado que en este momento de crisis económica, “cualquier comentario que se haga al respecto llega directo a los políticos y ciudadanos”. Por ello, ha recalcado que “no se puede obviar el elevado coste que conlleva el tabaquismo”.

El criterio de esta entidad es que los temores expresados por los hosteleros en relación con eventuales pérdidas en la cuentas de resultados, y su traslación a un menor empleo en el sector, no están demostrados, a juzgar por lo que viene ocurriendo en otros países con leyes similares a la que podría imponerse pronto en España.

En cambio, “los gastos sanitarios y sociales sí son fácilmente evaluables, pues basta con repasar en el registro de actuaciones sanitarias llevada a cabo, inferir su grado de vinculación con el consumo de tabaco y, acto seguido, ponderar el coste total”, ha indicado Córdoba.

Por lo demás, las estimaciones que hacen para España son muy parecidas a las que se barajan en el conjunto de la Unión Europea. En concreto, la oficina estadística (Eurostat) comunitaria calcula que el gasto sanitario y social del tabaco supone el 1,7% del PIB, aunque en el CNPT van más allá al creer que tal porcentaje podría superar el 2% si se computan todos los costes económicos emparentados con el hábito de fumar.

El coste del tabaco para las empresas
De hecho, fuentes del CNPT han recordado que, desde la aprobación de la actual ley “pese a haberse reducido los costes que genera el tabaco en las empresas públicas y privadas superan los 7.500 millones de euros”.

Así, sería el reflejo de variables como el mayor absentismo laboral de los fumadores por causas de salud, la menor productividad en que se traducen las ausencias para satisfacer la adicción o la factura adicional que conlleva la limpieza y conservación de las instalaciones, especialmente en el sector de la hostelería.

La conclusión a la que llega el CNPT es que las medidas de prevención y control del tabaco no solamente generan mejoras en el nivel de salud, sino que también suponen un ahorro de costes para todos los contribuyentes.

Finalmente, Córdoba ha incidido en que “ni siquiera es válido el argumento de que el Estado tiene en los impuestos especiales al tabaco entre uno de sus más suculentos bocados presupuestarios, porque por esa vía recaudó el pasado año 7.718 millones de euros, lo que significa, a fin de cuentas, que por cada euro ingresado se gastaron dos en costes sanitarios y sociales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada