sábado, 24 de julio de 2010

Menos controles de alcoholemia

Un plan de ahorro en Tráfico obliga a que los tests sean selectivos

El pasado 27 de abril, la Dirección Adjunta Operativa de la Agrupación de Tráfico emitía la siguiente orden, con las medidas provisionales que había que adoptar para contener el gasto. Uno de los capítulos más afectados era el correspondiente a los servicios de vigilancia de carretera, según el documento, al que ha tenido acceso ABC.
Entre las medidas más llamativas se encuentra la referente a los controles preventivos de alcoholemia: «Realización de pruebas a los conductores de vehículos que presenten síntomas de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y de forma selectiva al resto de conductores, a efectos de reducir el número total de pruebas».
Pero también se ordena que los coches policiales circulen «a una velocidad más reducida que la media del flujo circulatorio, la cual será normalmente inferior, al menos, en un 20% respecto a la máxima permitida en la vía en que se circule, facilitando el adelantamiento».

Usar menos motos y 4x4
Otras disposiciones consisten en «detener el funcionamiento del motor durante los estacionamientos»; «realización durante el transcurso del servicio de una conducción económica (ventanillas cerradas, evitar frenazos bruscos, vigilancia presión neumáticos, etc.)»; «recorrer el tramo de carretera a vigilar al comienzo del servicio y durante el resto del mismo se aumentarán al máximo los estacionamientos en lugares conflictivos y tramos de concentración de accidentes». Asimismo, deben utilizarse «preferentemente en el servicio de vehículos de cuatro ruedas tipo turismo, disminuyendo el uso del todoterreno y la motocicleta».

Precisamente, estas modificaciones en el servicio llegan no sólo cuando se produce un recorte en el salario de los trabajadores y en los medios materiales con que cuentan, sino en plena campaña veraniega, cuando más desplazamientos de tráfico se producen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada