martes, 13 de julio de 2010

«Hay quien en vez de ligar con una chica prefiere drogarla»

Los habituales de la noche en Arousa admiten que se usan varios medicamentos «para hacer de todo con una mujer»

Algunos habituales de la noche en Arousa están cansados de ver cómo en algunas discotecas rula el hachís y la cocaína al mismo nivel que el alcohol. Pero también otras sustancias. «Y no siempre son drogas. Hoy en día hay mucha gente que tiene conocimientos de farmacia y que saben cuáles son los efectos de algunos medicamentos. Si utilizas un anestésico para fines que no son terapéuticos te pueden sorprender mucho los efectos», asegura uno de ellos.

Se refieren a sustanicas como la ketamina, un poderoso anestésico de uso veterinario que, introducido en el vaso de una persona sin que se dé cuenta, anula la voluntad de la víctima, «y cuando le da el bajón puedes hacer con ella lo que quieras». También con el GHB, más conocido como éxtasis líquido, que «mezclado con el alcohol puede llevar a la persona que lo consume a un estado comatoso».

Aseguran que en los últimos tiempos se dieron varios casos en la provincia de Pontevedra. «Hay una veintena de mujeres que lo han denunciado, todos los fines de semana se da algún caso. Vivimos en la cultura de que si quiero algo, lo quiero ahora y por encima de todo. Y hay quien en vez de ligar a una chica prefiere drogarla. Para qué voy a perder el tiempo susurrándole en la oreja si así me la puedo llevar a la cama».

A estas personas no les sorprende que algunos casos hayan llegado al Hospital do Salnés. Oficialmente fueron solo tres ingresos que tuvieron lugar en las últimas semanas, y se puntualiza que solo en uno de ellos la víctima alcanzó el estado de coma. Dicen, además, que en dos casos las jóvenes reconocieron que habían consumido la droga de forma voluntaria. Pero hay al menos una muchacha que admitió que se la habían suministrado sin ella saberlo, y a quienes frecuentan los locales nocturnos no les sorprende. «El éxtasis líquido tiene un carácter más lúdico, y hay quien lo consume de forma voluntaria como cualquier otra droga, pero no siempre es así; hay mucho desalmado que se aprovecha de las chicas. Salen de la discoteca atontadas, como si estuvieran borrachas, y te las llevas a casa y puedes hacer con ellas lo que quieras. Al día siguiente no se acuerdan de nada».

Inodoro e incoloro

El éxtasis líquido no se ve, y el que lo emplea con fines tan perversos no echa la sustancia en el vaso de su acompañante a la vista del auditorio. Por eso los hosteleros de las Rías Baixas solo hablan de oídas, de lo que dice la gente. «En Cambados se habla de unos transexuales que se aprovecharon de un chico y lo violaron tras echarle éxtasis líquido en la bebida, pero yo nunca vi nada», reconocía ayer el dueño de un pub de la zona de la movida cambadesa.

No se quiere hablar demasiado para no dar malas ideas, y porque ya hay una investigación judicial abierta. Pero preocupa. De hecho, la cuestión se abordó recientemente en un foro médico en Vilagarcía. Los facultativos temen que aumenten los casos al llegar el verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada