martes, 13 de julio de 2010

La mitad de los españoles beben a diario o todos los fines de semana

Nuevo estudio de la FAD sobre el consumo de drogas en la última década

Ni por cultura, ni por tradición, ni porque forme parte de la dieta mediterránea... No hay excusa para justificar que casi la mitad de los españoles beban alcohol todos los días o todos los fines de semana.

Un hábito que ha cobrado fuerza en nuestra sociedad durante la última década. En el año 2000, el 33% de la población ingería algún tipo de bebida alcohólica de forma habitual, hoy lo hace el 47%. Sobre todo hombres jóvenes, entre 20 y 29 años, solteros, que viven solos o con amigos. Esta sustancia está tan arraigada entre nosotros que son muy pocos los que pueden declarar que no la prueban, ya que tres de cada cuatro personas afirman que la han consumido en el último año.

En una década hemos levantado la mano con drogas legales e ilegales muy poco saludables como demuestran las conclusiones de un exhaustivo estudio («Valores sociales y drogas, 2010») realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Y algo similar también ha ocurrido con el cannabis, cuyo consumo habitual (es decir, a diario o todos los fines de semana) casi se ha duplicado durante estos años. Esta droga es utilizada con asiduidad por el 7,5% de los españoles cuando hace un década sólo el 4,3% lo hacía. Fumar porros ha dejado de tener un carácter lúdico, de diversión del fin de semana, y para muchos ha pasado a formar parte de la vida cotidiana, con un consumo muy normalizado.

A pesar de que la sociedad española parece más permisiva con el alcohol y el cannabis, existe una contradicción porque en el fondo somos conscientes de que estas sustancias entrañan sus riesgos. De hecho, el 66,8% de la población considera que el alcohol es «bastante o muy peligroso» y el 72% piensa lo mismo del cannabis.

Tras el alcohol y el cannabis, el tabaco es otra de las sustancias más consumidas. Sin embargo, en esta ocasión, las cifras apenas varían a lo largo de la década, es decir no hay más fumadores ni tampoco menos personas que no tengan esta adicción. Los cigarrillos tienen enganchados al 48% de los españoles, mientras que casi un 52% dice que nunca ha fumado o no lo ha hecho en el último año.

¿Por qué se consumen?
Aunque el resto de drogas presenta consumos muy alejados de las anteriores, el estudio de la FAD refleja con preocupación cómo poco a poco se han asentado en la sociedad otras sustancias letales. Es el caso de la cocaína que tiene un tremendo éxito. Su consumo se incrementó tanto entre aquellas personas que la utilizan de forma esporádica como las que lo hacen habitualmente. Sorprende también que un 2,7% de ciudadanos declare que toma tranquilizantes a diario.

«¿Y cuáles son los motivos que inducen a consumir drogas?», ha preguntado la FAD en su estudio. Las razones esgrimidas por los entrevistados son tan sencillas como variopintas: «Para divertirse y pasarlo bien» dice el 54%. Llama la atención que el segundo motivo en el que más se escudan los consumidores es en «porque está de moda y las toman amigos y compañeros» (49%). El resto lo hace «por curiosidad y deseo de sentir sensaciones nuevas» (44%), «por el gusto de hacer algo prohibido» (33%), por sentirse inseguro» (24%) y «por problemas en la familia» (22%). Los hay que hasta «por calmar los nervios» (5%) o «por dificultades en el trabajo» (11%).

Las otras drogas más consumidas
48% de la población declara que fuma, frente a un 52% que dice que no tiene esta adicción.
El tabaco es otra de las sustancias más consumidas 7,5% de personas declaran que utiliza cannabis de forma habitual. Los porros ya no tienen carácter lúdico o de diversión, sino que son cotidianos y se normalizan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada