miércoles, 7 de octubre de 2009

OBAMA DESCERTIFICA A BOLIVIA: EL PASADO SE REPITE

La decisión de ayer de la administración del Presidente Obama de "descertificar" los esfuerzos bolivianos de control de drogas es injustificada y corre el riesgo de complicar innecesariamente los esfuerzos en camino para mejorar las relaciones bilaterales entre Bolivia y los Estados Unidos, según la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) y la Red Andina de Información (AIN, por sus siglas en inglés).

Éste es el segundo año consecutivo en que el gobierno de los EE.UU. determina que Bolivia ha "fallado de manera demostrable durante los doce meses previos, en cumplir sus obligaciones delineadas bajos acuerdos internacionales antinarcóticos". La descertificación no pone en riesgo la asistencia antidroga o humanitaria, y la administración del Presidente Obama implementó una exención que le permite seguir otorgando otro tipo de ayuda estadounidense.

A pesar de la expulsión de la Agencia Anti-Drogas Estadounidense (DEA) en noviembre del 2008 por supuestamente conspirar en contra el gobierno del Presidente Evo Morales, la cooperación entre Bolivia y los Estados Unidos en cuanto a la reducción de coca y la interdicción de drogas sigue en marcha, y Bolivia ha buscado activamente la coordinación con sus vecinos y la comunidad internacional en temas anti-droga. (Para más información sobre estos temas, ver los memos de AIN-WOLA de enero yagosto 2009.)

Incluso la administración del Presidente Obama ha reconocido esto, incluyendo en una comunicación enviada ayer por la embajada de EE.UU. en La Paz que dice entre otras cosas:

"Estados Unidos reconoce que Bolivia está dedicando una cantidad récord de recursos nacionales para sus esfuerzos antinarcóticos. Hemos observado que los esfuerzos de erradicación e interdicción de Bolivia continúan, conduciendo a importantes incautaciones y arrestos, y también apoyamos la mayor cooperación de Bolivia con Brasil, Argentina, organizaciones internacionales y otros actores en la lucha contra el narcotráfico. Estados Unidos aprobó recientemente la transferencia de cuatro helicópteros con componentes estadounidenses desde Brasil a Bolivia, para cooperar con los esfuerzos antinarcóticos de Bolivia."

Sin embargo, la administración del Presidente Obama optó por descertificar.

"Si la administración Obama quiere apoyar el control de drogas boliviano y regional, hay mucho espacio para la cooperación", señaló Kathryn Ledebur, de la Red Andina de Información. "Pero es difícil ver cómo esta descertificación y la imagen errónea y distorsionada que refleja de los esfuerzos de Bolivia ayuda a la situación".

En América Latina, el proceso de certificación de drogas ha contribuido por mucho tiempo a la reputación de arrogancia e hipocresía de los Estados Unidos. La victoria del Presidente Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008, y numerosas declaraciones de funcionarios de alto nivel estadounidenses, fomentaron la expectativa de que los EE.UU. revisaría su enfoque hacia las políticas de droga, especialmente en cuanto a hacerle frente a la demanda de drogas ilícitas en su propio país.

"A pesar de las señales positivas, y el espíritu de colaboración que animó la Cumbre de las Américas en abril", relató John Walsh de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, "la descertificación de Bolivia indica que la administración del Presidente Obama está fuera de sintonía con los acontecimientos en la región, y está perdiendo oportunidades para forjar relaciones más constructivas".

Los gobiernos de EE.UU. y Bolivia han expresado repetidamente su interés por mejorar las relaciones, y la cooperación bilateral de control de droga ha continuado a pesar de las tensiones reales que se han presentado. WOLA y AIN le urgen al Presidente Obama reponer la falta de cohesión entre su retórica positiva y sus acciones en cuanto a cómo mejorar las relaciones con Bolivia



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada