martes, 27 de octubre de 2009

Aumenta la prevalencia de borracheras entre los adolescentes españoles

El 49,6% de los estudiantes de 14 a 18 años se ha emborrachado en el último mes y el 81,2% declara que ha consumido alcohol alguna vez en la vida. Ésta es una de las principales conclusiones de la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas entre Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2008, que ha presentado hoy la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez.

El consumo de alcohol se ha estabilizado entre los jóvenes españoles de 14 a 18 años. Sin embargo, aunque no hay más bebedores, éstos beben más. “Son datos preocupantes. Hay que mostrar a la población joven que el exceso repercute de manera inmediata en su desarrollo e incide en el fracaso escolar, comportamiento violento y en los accidentes de trafico”, ha explicado hoy Trinidad Jiménez en rueda de prensa.

No obstante, los datos que se desprenden de la encuesta, realizada en 2008 a 30.183 estudiantes de 784 centros educativos públicos y privados de Enseñanza Secundaria de toda España, son optimistas. Los consumos de alcohol, tabaco y cannabis tienden a estabilizarse, y el consumo de cocaína continúa descendiendo en España. Además, sigue aumentando entre los jóvenes la percepción del riesgo que supone su consumo.

También ha aumentado la percepción de que es más difícil acceder a ellas. “Estos datos ponen de manifiesto que las políticas de prevención funcionan”, ha asegurado Jiménez, quién ha destacado el esfuerzo conjunto de todas las administraciones y entidades sociales en la lucha contra las drogas.

Cuando se comparan los resultados de esta encuesta con los obtenidos en la de 2006-2007, se observa que el consumo de drogas entre los adolescentes sigue teniendo un carácter experimental u ocasional, vinculado la mayoría de las veces al ocio y diversión de los fines de semana.

El alcohol y el tabaco continúan siendo las drogas más consumidas entre los escolares, seguidas del cannabis. El 81,2% declara que ha consumido alcohol alguna vez en la vida, el 44,6% tabaco y el 35,2% cannabis. La proporción de consumidores actuales (últimos 30 días) es de 58,5% para el alcohol, el 32,4% para el tabaco y el 20,1% para el cannabis. El resto de sustancias psicoactivas está mucho menos extendido: alrededor del 5% las ha probado y menos del 2% las consume actualmente.

La edad de inicio se mantiene en torno a los 13 y 14 años. La proporción de consumidores aumenta con la edad, alcanzando su máximo entre los estudiantes de 18 años. Los chicos consumen más drogas ilegales que las chicas, mientras que entre las mujeres es más frecuente el consumo diario de tabaco y alcohol. Asimismo, una proporción importante de los escolares presentan conductas de policonsumo.

Prevención familiar y escolar

La ministra ha anunciado la firma de un convenio con las asociaciones de padres y madres, CEAPA Y CONCAPA, para implicar de forma más directa a los progenitores en la prevención del consumo de drogas, tanto en el ámbito familiar como el escolar.

“La familia y su vinculación con el ámbito escolar es un instrumento clave en la prevención”, ha declarado Jiménez. “Por ello vamos a volcarnos en la formación de manera que los padres sean capaces de prevenir y detectar precozmente el consumo de drogas entre sus hijos, con un especial énfasis en la prevención del consumo de alcohol y cannabis”.

El alcohol, la más consumida

Es la sustancia más extendida entre los menores de 14 a 18 años de ambos sexos. Aunque la proporción de consumidores experimentales ha aumentado ligeramente respecto a 2006, la muestra revela una cierta estabilización: el 81,2% lo ha probado alguna vez (frente al 79,6% de 2006), el 72,9% lo ha hecho en los últimos 12 meses (74,9% en 2006) y el 58,5% (58% en 2006) en los últimos 30 días (consumo actual).

Uno de los datos más importantes de la encuesta es el aumento de las borracheras. Casi la tercera parte de los estudiantes (29%) se ha emborrachado alguna vez en los últimos 30 días. Así, entre el 58,5% que declara haber consumido alcohol en los últimos 30 días, prácticamente la mitad (el 49,6%) se ha emborrachado alguna vez en este mismo periodo (44% en 2006).

El consumo de alcohol se concentra en los fines de semana. El 99,8% de los menores que declara haber consumido bebidas alcohólicas en los últimos 30 días lo ha hecho entre el viernes y el domingo, y un 23% consume alcohol todos los fines de semana.

El 68,7% se ha planteado dejar el tabaco

El tabaco es la segunda droga de mayor consumo entre los estudiantes. En 2008 se mantiene la tendencia descendente que comenzó en 2006: la prevalencia de consumo de tabaco alguna vez en la vida disminuye y se mantiene estable la proporción de consumidores diarios en el 14,8%. El 16,4% de las mujeres fuma a diario, frente al 13,3% de los hombres. La edad de inicio se sitúa en 13,3 años.

Por otro lado, un 68,7% de los adolescentes que fuma se ha planteado dejar el tabaco en alguna ocasión, aunque sólo dicen haberlo intentado un 36,7%%. A un tercio de los estudiantes les molesta mucho o bastante que se fume en lugares cerrados cuando ellos están presentes.

La encuesta también pone de manifiesto que en más de la mitad (52,9%) de los hogares de los alumnos alguna persona fuma diariamente. Y cuatro de cada 10 chavales (38%) piensa que sus padres serían permisivos si los vieran fumar.

Las drogas ilegales entre los jóvenes

El cannabis es la droga ilegal de inicio más temprano (14,6) y la más extendida entre los estudiantes de 14 a 18 años, con bastante diferencia respecto al resto de sustancias ilícitas. Un 35,2% la ha probado (36,2% en 2006), un 30,5% la ha consumido en el último año y un 20% la consume actualmente (últimos 30 días).

El consumo de cocaína en España comenzó a disminuir entre los estudiantes de 14 a 18 años en 2006, y según la encuesta, continúa su senda descendente. Así, un 5,1% de los chavales ha probado la cocaína alguna vez en la vida, un 3,6% lo ha hecho en los últimos 12 meses y un 2% en los últimos 30 días (5,7%, 4,1% y 2,3% respectivamente en 2006). Este descenso sitúa el consumo de cocaína en niveles inferiores a los de 1998.

La Encuesta Escolar confirma un descenso paulatino del consumo de éxtasis, anfetaminas y alucinógenos en España. Son drogas de escasa relevancia entre los jóvenes y presentan las prevalencias de consumo más bajas desde 1994. En los últimos 30 días han sido utilizadas por el 1% de los escolares.

Por último, el consumo de heroína sigue siendo bajo. Los datos demuestran un ligero descenso del consumo experimental: sólo un 0,9% declara haber probado alguna vez en su vida heroína (1% hace dos años) y el 0,7% en el último año. El consumo en los últimos 30 días, se sitúa en el 0,6%, una décima por encima del de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada