jueves, 15 de octubre de 2009

La drogadicción tiene tratamiento pero hay que crear fármacos

La drogadicción debe considerarse una enfermedad crónica más, con un riesgo de recaída no mayor que la hipertensión si se deja el tratamiento. Su dano cerebral es recuperable em parte, pero hay que hacer fármacos para tratar la adicción.

Así lo apuntó ayer la directora del Instituto de Abuso de Sustâncias de EE.UU., Nora Volkow, en el congreso Hablemos de drogas, en Barcelona.

Para Volkow, la ciencia permite hoy tratamientos, y si la industria no ha investigado fármacos es por el estigma social de la drogadicción. Coincidió en ello el farmacólogo Rafael Maldonado. Volkow explico que mediante la neuroimagen – técnica en que esta psiquiatra es especialista – se há visto que la adicción daña circuitos cerebrales, así que um adicto no tiene un vicio, sino que sufre daño cerebral. “Pero el cerebro – preciso – se puede recuperar más de lo que creíamos”. Em ensayos con ratones, la terapia gênica funcionó.

La ciencia há permitido saber, agregó Volkow, que el cerebro de los adolescentes aún no tiene completas las conexiones entre córtex frontal (que rige el control) y zona límbica (que rige las emociones), por eso son más vulnerables a la adicción.

El efecto de lãs drogas en el cérebro es amplio, corroboro el psiquiatra Miquel Casas, quien recordo que en los consumidores de cannabis el riesgo de esquizofrenia es del 4-5% frente al 1% de la población general.

En el congreso, organizado por la Fundación Ayuda contra la Drogadicción (FAD), la Fundació La Caixa y el Ministério de Sanidad, el sociólogo Javier Elzo y el psicólogo Jaume Funes abogaron por dar a los adolescentes opciones para formarse su criterio y decidir sobre el consumo de drogas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada