martes, 27 de octubre de 2009

Los ingresos hospitalarios por psicosis relacionadas con consumo de drogas se multiplican por cinco en diez años


La portavoz del PP apela a la "libertad individual" para criticar el anteproyecto de Ley antitabaco presentado por Salgado

Los ingresos hospitalarios motivados por síndromes de dependencia del alcohol y psicosis relacionadas con la bebida u otras drogas aumentaron un 420 por ciento entre 1993 y 2002, anunció en el Congreso la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Aunque precisó que las cifras absolutas extraídas de la Encuesta de Morbilidad Hospitalaria, más de 4.000 personas, "no son muy grandes", sí lo consideró como un dato "preocupante".

Salgado compareció hoy para exponer pormenorizadamente ante el Parlamento y por propia voluntad los seis ejes, doce líneas prioritarias y 62 acciones concretas del Plan de Acción sobre Drogas 2005-2008 --presentado el lunes de la semana pasada--, así como el Foro 'La Sociedad ante las Drogas', constituido hace tres semanas por casi cuarenta representantes y personalidades relevantes de distintos sectores, organismos e instituciones.

Además, informó a los diputados y senadores que forman parte la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas de los últimos datos disponibles de consumos, procedentes del análisis de la Encuesta Domiciliaria sobre Abuso de Drogas en España 2003 y la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias 2004.

La primera muestra un aumento de las personas de entre 15 y 64 años que consumen alcohol, cocaína, cannabis e hipnosedantes sin receta médica respecto a 1999, mientras que se mantiene en niveles similares el consumo de éxtasis, anfetaminas, alucinógenos e inhalables volátiles, y sólo desciende el número de consumidores de heroína, sobre todo por inyectada.

En el ámbito escolar, el cannabis y la cocaína crecieron de forma "muy importante" --según Salgado-- en los últimos seis años entre los jóvenes de 14 a 18 años, se mantuvo la edad de inicio en el consumo de alcohol y descendió por debajo de los 15 años en el caso del cannabis. Además, la menor percepción del riesgo respecto a estas dos drogas en jóvenes y adolescentes se vio acompañada por la idea de que son más accesibles.

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

En esto coincidió con la senadora de Convergencia i Unió Rosa Aleixandre, quien abogó por empezar "campañas serias de divulgación científica" sobre sustancias estupefacientes como el cannabis o el éxtasis "similares a las que ya se están llevando a cabo con el tabaco".

El Foro 'La Sociedad ante las Drogas' recibió críticas tanto de la senadora convergente como de la portavoz del Partido Popular (PP) en la comisión, Ana Belén Vázquez, aunque no llegaron a ponerlo en cuestión. Para Aleixandre, el foro "es compatible con esta Comisión, pero no la puede sustituir", mientras que a la diputada del PP le parece "bien la participación a la sociedad civil", pero considera que "hubiera estado más correcto" invitar al mismo a las fuerzas políticas "para alcanzar el consenso".

La intervención de Vázquez partió de la "plena" coincidencia con Salgado en que el problema de las drogodependencias preocupa "cada vez más" a la sociedad, su felicitación por "haber dado marcha atrás" y mantener la Estrategia Nacional sobre Drogas 2000-2008 --"Hubiera sido un poco apresurado cambiarla sin haber hecho una valoración pormenorizada y habría supuesto una ruptura del consenso alcanzado cuando se aprobó", afirmó-- y una oferta de consenso para alcanzar una política de Estado.

Pero enseguida adoptó una actitud crítica, al valorar el Plan de Acción presentado por la ministra como una muestra de políticas "de gestos", que "no concreta nada". "Son todo generalidades y buenas intenciones, no es más que humo, porque no asigna partidas presupuestarias para llevar las medias a cabo", aseveró Vázquez.

No obstante, y pese a "priorizar acciones sin incrementa el presupuesto" y "paralizar todo lo que estaba en marcha hasta ahora" como única política en materia de drogas, la portavoz 'popular' anunció la adhesión de su partido al Plan ya que, "al estar lleno de generalidades, nadie se puede oponer" y porque "recoge íntegramente" el programa electoral del PP.

LIBERTAD INDIVIDUAL

La discrepancia de este partido fue patente y formal en relación al anteproyecto de Ley de Prevención del Tabaquismo. Aunque comenzó manifestando su desacuerdo "en la forma" de la iniciativa, asegurando que buena parte de las medidas que incluye "ya estaban en el Plan de Acción" anti-tabaco aprobado por el anterior Gobierno, el discurso de Vázquez evolucionó hacia la crítica a la prohibión total de fumar en los espacios públicos y centros de trabajo que contempla el borrador preparado por Sanidad.

"Se penaliza más a un fumador que a un drogodependiente", "han creado la figura del delator", "nos quiere convertir en chivatos a los españoles" o "se prima el aspecto recaudatorio y represivo", fueron algunas de las argumentaciones de la portavoz 'popular' antes de exigir un abordaje de esta cuestión "desde una perspectiva global, respetando los derechos tanto del fumador como del que no fuma desde un punto de vista de libertad individual".

Salgado aceptó el ofrecimiento de consenso --no sin antes precisar que el "tono" de Vázquez "no concierta" muy bien con aquel-- pero se mostró "preocupada" de que en la comisión dedicada a las drogas se argumentara con la libertad individual "para atacar que se desee hacer una ley de prevención del hábito de fumar en lugares colectivos".

La ministra reconoció que el informe emitido por el Consejo Económico y Social (CES) sobre la iniciativa del Gobierno contiene "recomendaciones" que su Departamento va a estudiar para "mejorar" el anteproyecto de Ley, "pero también incluye un voto particular de los consumidores y usuarios, que son quienes no quieren que se fume a su lado", y aseguró que las multas "contribuirán a reducir el consumo de tabaco".

Por último, la diputada socialista María Isabel Fuentes acusó a la portavoz del PP de haber hecho "un flaco favor a la lucha contra el tabaco" con sus manifestaciones. "No se puede decir que los planes contra el tabaco son exagerados, porque son 50.000 las muertes al año que tenemos relacionadas con este problema", criticó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada