domingo, 12 de septiembre de 2010

EXPERTOS VATICINAN QUE 50.000 VASCOS DEJARÁN DE FUMAR CON LA NUEVA LEY

Mil personas serán diagnosticadas de cáncer de pulmón en Euskadi y más de 2.500 morirán a consecuencia del tabaquismo este año.

El 30% de la población vasca, es decir, casi 650.000 personas, fuma. El cerco al tabaco que impulsa el Gobierno de Patxi López propiciará que 50.000 adictos a la nicotina dejen este nocivo hábito. Así lo creen al menos los expertos sanitarios, que defienden el endurecimiento de las leyes para reducir el humo al ámbito privado.

La prohibición de encender un cigarro en los centros de trabajo, así como en los de actividades culturales y deportivas entró en vigor en España en enero de 2006. Según el Ministerio de Sanidad, más de un millón de fumadores -el 8% del total- dejó el tabaco en los dos primeros años de vigencia de esta limitación. Los responsables sanitarios creen que la aprobación de nuevas restricciones, como el veto en todos los bares y restaurantes, contribuirá de forma decisiva a aumentar el número de ex-fumadores en una proporción similar a la conseguida en 2007 y 2008. También opinan que será beneficioso para la sociedad en general al disminuir de forma importante los niveles de nicotina ambiental.

Y es que los argumentos sanitarios esgrimidos para defender nuevas legislaciones antitabaco son contundentes. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la nicotina produce más de 50.000 muertos al año en España. De ellos, unos 2.000 son fumadores pasivos. El tabaquismo, además, está directamente relacionado con la aparición de una treintena de enfermedades, entre ellas, diez tipos de cáncer.

En la misma línea, la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo señaló ayer que este año más de 1.000 personas serán diagnosticadas de cáncer de pulmón en Euskadi. Joseba Zabala, médico de Salud Pública y portavoz de esta entidad, insiste en que «más de 2.500 personas morirán por enfermedades relacionadas con el tabaquismo este año, de las cuales 80 ni tan siquiera habrán encendido un cigarro en toda su vida. De estos fumadores pasivos que morirán, 40 trabajan en hostelería».

Gasto sanitario

A los argumentos en favor de la salud, los neumólogos añaden los datos económicos. Y no son menos abrumadores. Las cinco enfermedades principales asociadas al consumo de tabaco -EPOC, asma, dolencias coronarias y cerebrovasculares, y cáncer de pulmón- suponen un coste sanitario anual de 7.695 millones de euros en el conjunto de España. Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo ampliar los espacios sin humo generará un ahorro superior a los 560 euros por fumador al año.

Por ello, la presidenta de este organismo, María Ángeles Planchuelo, aplaudió ayer la decisión del Gobierno vasco de aprobar la legislación antitabaco más ambiciosa de España. En concreto, Planchuelo se refirió a la prohibición de fumar en coches particulares en los que viajen niños y en los parques infantiles al aire libre. Consideró que ambas iniciativas son positivas. La primera por constituir «una medida de salud pública que protege a la población y, por supuesto, a los niños»; la segunda, porque «ayuda a evitar la imitación por parte de los pequeños de modelos poco saludables».

El Comité contra el Tabaquismo espera que la «valentía» del Gabinete López, «al agarrar el toro por los cuernos», sirva de referencia para los diputados del Congreso a la hora de aprobar la reforma impulsada para el conjunto de España por el Ministerio de Sanidad, un proyecto que ya se tramita en la Cámara Baja, pero que es menos restrictivo que la normativa planteada en Euskadi.

Precisamente la impulsora del proyecto legislativo vasco, la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, se reunió ayer con los representantes de las asociaciones de hostelería para informarles de la propuesta remitida ya al Parlamento de Vitoria con el fin de que se apruebe antes de final de año y entre en vigor a principios de 2011. Acompañada de la directora de Drogodependencias, Celina Pereda, Zabaleta ofreció a los empresarios de hostelería «un cauce de participación en la tramitación de la nueva ley y el total apoyo y respaldo del departamento para resolver sus problemas y dudas». Zabaleta quiere también contar con su colaboración en la campaña divulgativa y educativa que desea poner en marcha cuanto antes para concienciar a la población «de la importancia que tiene esta ley en la defensa de la salud pública».

Sin embargo, la colaboración de los propietarios de bares y restaurantes no parece fácil de conseguir a tenor de las primeras reacciones. Aunque la Federación de Hostelería del País Vasco dará hoy a conocer su postura sobre una norma que no comparte, sus colegas guipuzcoanos calificaron de «insatisfactorio» el encuentro con Zabaleta. Por ello, abrirán una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para tratar de obtener el mayor respaldo posible a sus reivindicaciones. Es más, el secretario general de la Asociación de Empresarios de la Hosteleria de Guipúzcoa, Kino Martínez, desveló la negativa del colectivo a colaborar en la campaña de concienciación. «Le hemos dicho a la consejera que preferimos agotar un proceso de discusión sobre un texto que no es definitivo y que, por tanto, vamos a intentar cambiarlo».

En la reunión, los hosteleros guipuzcoanos insistieron en reclamar compensaciones para aquellos establecimientos que afrontaron los costes para habilitar en sus locales zonas separadas para proteger a los no fumadores. Los empresarios piden que se les exima de responsabilidad en caso de que un cliente fume dentro de sus establecimientos y exigen también que la normativa sea aplicable a las sociedades gastronómicas cuando ejerzan como restaurantes o bares, es decir, cuando lleven a cabo actividades remuneradas. Esta exigencia es rechazada por el Gobierno vasco, al alegar que los txokos son entidades privadas.

«Algún exceso», según EA

Para que el proyecto legislativo reciba su aprobación por el Parlamento vasco tal y como ha sido remitido por Gemma Zabaleta, los parlamentarios del PSE deberán convencer a los grupos de la oposición. De momento, el único representante de EA en la Cámara, Juanjo Aguirrezabala, encontró ayer «algunos excesos» en varios apartados del texto, como «la prohibición de fumar en áreas de juegos infantiles al aire libre» o que no haya reserva de habitaciones en los hoteles para los fumadores. El parlamentario anunció su intención de introducir enmiendas para modificar estas cuestiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada