jueves, 23 de septiembre de 2010

EXPERTOS SANITARIOS INSTAN AL GOBIERNO A ENDURECER LA "LEY ANTITABACO"

Cada año mueren en España 53.000 personas a causa del tabaco, de los que 3.000 son fumadores pasivos.

Expertos internacionales en salud pública y en control del tabaquismo hicieron ayer un llamamiento al Gobierno y al Parlamento español para que aprueben una legislación que convierta los espacios públicos cerrados en España en zonas 100% libres de humo.

«El problema es que no hay unos niveles de exposición seguros; incluso en pequeñas concentraciones, el humo del tabaco puede ocasionar serios perjuicios a la salud. Por ello España necesita una legislación que habilite espacios totalmente ausentes de cigarrillos», señaló Josep Roca, catedrático de la UB y organizador del Congreso anual de la sociedad respiratoria europea, que se celebra esta semana en Barcelona.

Alberto Moncada, coordinador de la delegación de Cataluña del comité nacional para la prevención del tabaquismo, consideró que «estamos en momento crucial para la salud de los ciudadanos». «Estamos por la modificación de la ley actual. Ha supuesto un avance, pero es insuficiente porque no ampara a todas las personas, como es el caso de los trabajadores de la hostelería».

Según datos aportados por Moncada, 53.000 españoles mueren cada año por el tabaco, de los que 3.000 fallecidos son considerados fumadores pasivos.

Armando Peruga, de la Organización Mundial de la Salud ( OMS), sostuvo que la aprobación de una ley es urgente y no hay razones para posponerla. «Cuando se han aplicado normativas que protegen a la población de los efectos nocivos del humo ambiental se ha producido una rápida disminución en la incidencia del infarto agudo de miocardio, incluso en los no fumadores, y en la incidencia de asma», afirmó.

Además, aseguró que «España debe dar el paso adelante» de prohibir el tabaco en todos los lugares públicos cerrados porque la actual legislación española está siendo importada por diferentes países europeos (como Croacia) y latinoamericanos porque creen equivocadamente que es más conciliadora con todos los ámbitos. Nick Schneider, investigador del cáncer alemán, afirmó que la solución irlandesa representa una alternativa viable al modelo español. «Si una prohibición de fumar en el sector hostelero es introducida de manera uniforme a nivel nacional y sin excepciones, puede satisfacer las exigencias de la protección de salud y al mismo tiempo igualar los efectos económicos», mantuvo.

Grupos de interés

La organización Global Smokefree Partnership, coalición internacional liderada por la sociedad americana contra el cáncer, estima que, en la actualidad, más de 200 millones de europeos viven en países con legislaciones 100% libres de humo (Irlanda y Reino Unido, por ejemplo) o con normativas que protegen a sus ciudadanos del humo ambiental de tabaco en todos los lugares públicos cerrados, como en Francia, Italia, Holanda o Suecia.

Armando Peruga añadió asimismo que España está obligada a legislar en este sentido porque suscribió el convenio marco sobre el control del tabaco de la OMS , que asegura que todos los espacios públicos cerrados deben ser 100% libres de humo, sin que existan zonas de fumadores u otras excepciones como clubes de fumadores en bares, restaurantes o establecimientos privados.

En este sentido, Francisco Rodríguez, vicepresidente del comité nacional para la prevención del tabaquismo, destacó la recientemente aprobada legislación vasca, que prohíbe fumar en parques infantiles al aire libre o en los coches si se viaja acompañado de niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada