domingo, 21 de febrero de 2010

La marihuana quiere ser legal

California evalúa convocar un referéndum para permitir su consumo libre. Calcula que recaudaría 730 millones de euros en concepto de impuestos

Una vez más, California se pone al frente de los cambios en EE UU con una petición firmada por más de 700.000 votantes para que en la próxima elección de noviembre el electorado decida sobre la legalización de la marihuana.En California, aun cuando la marihuana es legal para usos médicos, su uso recreativo está penado. La "iniciativa", según el lenguaje legislativo-electoral californiano, es vista con gran interés por el resto del país, pues podría extenderse, particularmente cuando hay ya 14 Estados en los que su consumo médico es legal. "Más de la mitad de la población apoya la legalización", asegura Keith Stroup, abogado y fundador de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre Marihuana (Norml).

Al margen de si se aprueba la iniciativa -todavía hay que comprobar la validez de las firmas-, lo que está claro es que la percepción del uso de esta planta ha cambiado. "La mitad de la población adulta ha experimentado con marihuana", calcula Stroup. Igual de importante es la actual crisis financiera y la nueva actitud ante la marihuana de la Administración de Obama. "Muchos legisladores y el público se han dado cuenta de que no sólo no es una amenaza, pues es menos dañina que el alcohol y el tabaco, sino que además puede ser una fuente de ingresos", señala Mike Meno, de la organización Marijuana Policy Project.

En California, donde se ha vivido una seria crisis presupuestaria que ha obligado a realizar severos recortes, no es fácil descartar la idea de obtener millones de dólares en impuestos por las diversas actividades en torno a la marihuana. Un análisis oficial revela que con un impuesto de 50 dólares (37 euros) por onza (28,3 gramos), el Estado obtendría alrededor de 1.000 millones de dólares anuales (730 millones de euros), cifra que, aunque los críticos consideran inflada, sigue siendo significativa. Se calcula que la marihuana cultivada en California tiene un valor de 14.000 millones de dólares al año. Su comercio en EE UU mueve unos 113.000 millones de dólares anuales (unos 83.000 millones de euros).

La nueva actitud del Gobierno de Obama tiene que ver con la decisión del Fiscal General de no perseguir a quienes consumen marihuana por motivos médicos. Aunque su uso médico es legal en 14 estados, a nivel federal sigue siendo delito su cultivo, posesión y consumo. Durante la Administración Bush, con frecuencia se detenía a gente y la policía irrumpía en sitios donde se distribuía marihuana médica.

"Ahora hay un mensaje de mayor permisividad", señala Tom Ammiano, asambleísta estatal en California y autor del último proyecto de ley para legalizar y gravar la droga. El proyecto no llegó a tiempo al pleno de la legislatura, pero por primera vez se aprobó en comité.

La reciente decisión de la ciudad de Los Angeles de reducir el número de lugares donde se dispensa marihuana por prescripción médica es vista como positiva por quienes piden la despenalización. "El mensaje que se envía es que se va a regular su uso médico como algo legal y abierto", explica Steven Gutwillig, de Alianza para Politicas de la Droga.

No todo el mundo está a favor de su legalización. Además de los políticos, que en su mayoría temen que se les tilde de blandos ante el crimen, quienes principalmente se oponen son las asociaciones de policías y grupos de médicos, jueces y líderes pro familia. Sus argumentos son que perjudicará a la juventud, que habrá más accidentes de tráfico y que los carteles de la droga controlarán una industria legal. "Con todas las muertes en carretera, ¿qué hay de bueno en añadir legalmente otra sustancia que altera la mente?", dice John Lowell, portavoz de varias asociaciones de policía.

Los activistas en pro de la legalización confían en haber pasado página: según las encuestas, el 56% de los entrevistados está a favor de la despenalización de la marihuana para usos recreativos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada